Pádel

Willy Lahoz: "Juego con la idea de lo molestar a los mejores"

Es el más veterano del WPT, y la semana pasada conquistó, a los 45 años, su primer título en un Challenger, para batir otro récord

Madrid
Guillemo Lahoz en Santander

La sorpresa en el Challenger de Cabrera de Mar fue que Pablo Lijó (25 años) y Wlly Lahoz (45) levantasen el título, el primero para ambos en este tipo de torneos del World Padel Tour. Nunca un jugador tan veterano como el madrileño afincado en Santander había ganado esta prueba: "Ya ves, otro récord. Hasta ahora yo no me inscribía para los Challenger, y este era el tercero que jugaba. Y bueno, me ha ido bien".

Lahoz explica que los Challenger son para él "la manera de ir cogiendo ritmo como Pablo Lijó", su nuevo compañero, con quienes puede entrenarse porque residen a cuatrocientos kilómetros de distancia. Es su segunda pareja en esta temporada.

-¿Le parece normal tanto cambio de parejas en la misma temporada?

-Pues no, pero al final en el deporte lo que mandan son los resultados. En mi caso yo empecé con Marina, pero era normal cambiar, porque yo, por mi edad, tengo que jugar en el drive y tener un compañero en el revés que abarque más pista. Y eso es lo que me ofrece Pablo, que me permite actuar en mi posición natural para mi edad. Pero bueno, tantos cambios en una misma temporada no creo que sean lo mejor.

-¿Le sorprendió el triunfo en el Challenger?

-Nosotros nos inscribimos con el ánimo de ir fortaleciéndonos como pareja, con un chico de enorme potencial, Pablo, y yo que estoy en el final. Nuestra intención es molestar en todos los torneos, y a veces yo mismo me sorprendo. Aquí ganamos en la semifinal a Godo y a Capra, que habían ganado los dos últimos Challenger y estaba llegando muy arriba en los otros torneos, aunque lo cierto es que en la semifinal pudo ganar cualquiera de las dos parejas. Yo soy un diesel, voy a mi ritmo y experimentando hasta que edad se puede jugar.

-Otro ilustre veterano, Juan Martín Díaz, sigue de baja.

-Es una pena porque se trata de un jugador diferente, casi irrepetible, porque lo que él hace es casi imposible enseñar. Le echamos de menos, pero estoy seguro que cuando regrese estará en buen nivel porque conozco su profesionalidad. Lo que está claro es que empezamos a tener una edad, y ya ves, Silingo, Belasteguín, lesionados; vamos, que empiezan a aparecer las goteras. Yo, y todo madera, voy teniendo suerte.

-Y los jóvenes como Stupaczuk, como Ale Galán, vienen para jubilarles.

-Creo que el relevo está bien surtido de jugadores. Stupa, actualmente, me parece el mejor de todos porque además de su condición física, que vuela por la pista, es un estratega. Alejandro Galán es un físico impresionante, y va a más, como Juan Lebrón, que también me gusta mucho, o como mi mismo compañero, porque gracias a él pudimos ganar el Challenger: es un complemento perfecto para mi por la pista que cubre,