Lejarraga saca una matrícula de honor antes de otro KO

BOXEO

Lejarraga saca una matrícula de honor antes de otro KO

Lejarraga saca una matrícula de honor antes de otro KO

Gol

El vasco noqueó a Azael Cosio en el tercer asalto. Antes pasó un momento delicado tras dos golpes ilegales del panameño, las cuales el árbitro permitió.

Cuando un león luce herido es más peligroso y si también está enfadado la combinación es letal. Kerman Lejarraga es un león dentro del ring y ante Azael Cosio le tocó sufrir (por un feo gesto del panameño), pero supo resistir y acabó ganando por KO. Otro más, y van 19 en su carrera (en 23 combates). El ‘Revolver de Morga’ nunca cruza guantes contra rivales de menor nivel, quiere el máximo y se lo exige. Entrenar, mejorar y plasmarlo en el ring esa es su filosofía. En su pelea contra ‘Turbo’, Lejarraga dio otra lección: sabe templar los nervios, tolerar y encontrar su momento.

Lejarraga comenzó dominando. Cosio contaba con una importante pegada, por ello el vasco no tuvo prisa. Lanzaba su durísimo jab. Una y otra vez, el panameño se cubría bien, pero sabía que un error podía poner punto final. Más movimiento y trabajo había en Kerman, ‘Turbo’ no quería riesgos y se decidió a taparse. El guión se repitió en el segundo asalto, donde el pleito y la carrera del vasco pudo cambiar por una acción ilegal y un error del árbitro.

Tras intercambiar metralla en la corta distancia Cosio propinó un fuerte puñetazo a Lejarraga en la parte trasera de la cabeza. El golpe era ilegal. Lejarraga se trastabilló por la acción, el árbitro había visto el golpe y no tuvo duda, no así Cosio. Kerman no tardó ni un segundo en volverse a poner en pie tras su desequilibrio, pero lo hizo sabiendo que el árbitro le daba la chanza de levantarse al ver el golpe. A Cosio no le importó y le soltó una izquierda muy dura al rostro de Lejarraga, que no se estaba cubriendo. Dos acciones antideportivas en las que el árbitro no vio nada punible, falló.

Lejarraga se enfadó, pero nunca rehuye y no lo hizo. Continuó tirando golpes y aunque afectado frenó a Cosio, quien aun así se dio cuenta y sacó muchos golpes. Lejarraga aguantó muy bien cubierto y los devolvió. El panameño descubrió que el Revolver se estaba poniendo a punto, no hay quien pueda con él. Su enfado era alto y en el tercer round se fue por el panameño, eso sí, con cabeza. Lejarraga buscó su oportunidad y la encontró con dos crochets de izquierdas. Cosio resistió en pie, pero se fue contra las cuerdas. Estaba flotando. El león quería a su presa. Lejarraga tiró golpes, no encontró el letal, dio un leve paso atrás y ahí apareció. Tremendo crochet de derechas.

Cosio cayó a plomo. Las manos del vasco son dos cañones y lo vivió en primera persona. No se recuperó, el golpe le dejó una gran huella en su cara y también en su estabilidad. Tardó en recuperarse. Lejarraga pasó un momento complicado con nota, matrícula en mesura y capacidad de sufrimiento. Su progresión en brillante y cada vez que sube al ring lo demuestra. Otra muesca más para su revolver. El león rugió feliz, su mirada se centra ahora en el Nacional: su próxima presa.

 

0 Comentarios

Mostrar