HOMENAJE A LOS MEDALLISTAS OLÍMPICOS ESPAÑOLES

El AVE transformó en 1992 el deporte español

Muchos de los deportistas que acuden hoy al Homenaje a los Medallistas Olímpicos de AS viajan en AVE, la línea de tren que cambió España.

0
Los miembros de la Selección de fútbol viajan habitualmente en AVE

Los deportistas que acuden hoy al Homenaje a los Medallistas Olímpicos que hace Diario AS viajarán a Barcelona en AVE (Alta Velocidad Española), esa línea de tren milagrosa, que conecta las grandes ciudades de España en apenas tres horas. Muchos de esos históricos medallistas tuvieron que vivir ‘el viejo transporte’, de horas de bus, coche y trenes lentos... pero hubo una fecha clave para el país: 1992.

Aquel año fue una revolución a nivel deportivo (con los Juegos de Barcelona) social y de servicios. Una de las puntas de lanza fue el AVE, ese tren bala de alta velocidad, que se inauguró con motivo de la Expo 92, unía Madrid y Sevilla y tardaba 2h 45. Un tiempo récord, asombroso para un tedioso trayecto que en bus duraba 5h 30. El éxito ha sido infalible, porque hasta 72 millones de personas han usado esta línea.

Viendo la buena acogida, AVE fue multiplicándose por España, en 2003 se unió Madrid con Lleida, en 2005 con Toledo, en 2006 con Tarragona, en 2007 con Valladolid y en 2008 llegó a Barcelona, en esa línea que ya alcanza Figueres (2013) y en la que hoy embarcarán los mitos del deporte, que se reúnen de nuevo en Montjuïc.

Porque AVE siempre ha querido estar vinculado al deporte, como cuentan desde la empresa: “El deporte es clave en la sociedad y tiene un punto estratégico muy importante para AVE, porque transmite confianza y visibilidad”. En la actualidad tiene acuerdos con hasta 17 clubes de fútbol de Primera y Segunda División (es normal Betis, Villarreal) y es medio habitual de la Selección.

El baloncesto también está vinculado a AVE, con 10 clubes con convenios de viaje, con Estudiantes y Joventut entre los más destacados. En balonmano, la Asobal y la Federación también tienen la alta velocidad española como medio favorito y la Federación de Rugby no duda en usarla para sus viajes nacionales. Los buses, los trenes lentos, las largas horas de embarque en avión acabaron con AVE, que ha batido en cifras a los vuelos nacionales... Tras Barcelona, AVE llegó a Valencia, Galicia, Castilla-León. En 1992 lo usaron 1,3 millones de personas, en 2016 fueron 35,2 millones. Iban muchos deportistas... y olímpicos.