Estás leyendo

José Altuve: la pequeña gran máquina de bateo

AMERICANA OESTE

José Altuve: la pequeña gran máquina de bateo

José Altuve: la pequeña gran máquina de bateo

Tom Szczerbowski

AFP

El venezolano de los Astros no se cansa de impresionar con su madero.

Ciudad de México

La primera lección que impartió el venezolano José Altuve desde su debut en Grandes Ligas el 20 de julio de 2011, es que no se puede juzgar a un pelotero por su tamaño. La segunda es el dominio del arte de batear.

A pesar de ya contar con dos títulos de bateo, cuatro invitaciones al Juego de Estrellas, un Guante de Oro, tres Bates de Plata y el respeto de todas las Grandes Ligas, Altuve sigue encontrando la manera de impresionar a todo aquel que lo ve con un tolete en la mano.

Su más reciente hazaña solo la pueden presumir otros ocho peloteros durante el último siglo, y ninguno desde el inmortal George Brett en 1976: Cinco partidos consecutivos con al menos tres imparables. El récord de todos los tiempos son seis.

Eso haría llorar a cualquier coach de pitcheo rival. Sin embargo, a lo largo de sus siete años de trayectoria en Grandes Ligas, eso se ha convertido en la norma para el de Puerto Cabello, Venezuela.

Durante su explosiva racha, en la que los Astros tienen marca de 4-1, Altuve pasó de batear para .330 a un grueso .347 que lo catapultó al liderato de ese departamento en todas las Grandes Ligas, rebasando de un salto a Aaron Judge, José Ramírez, Ryan Zimmerman y Daniel Murphy. Además, solo se ha ponchado tres veces en sus últimos 41 turnos.

Nada mal para alguien que mide apenas 1.68 metros.

Las actuaciones de Houston están estrechamente ligadas al rendimiento de Altuve, por lo que es evidente que estos Astros son de otra galaxia. La mejor muestra está en los últimos cinco partidos de la racha del venezolano.

En ese lapso, los Astros han anotado 57 carreras. No, no es un error de dedo, leyó usted bien: 57 carreras o lo que es lo mismo 11.4 anotaciones por partido. En cambio, solo tienen 17 carreras admitidas, incluyendo por supuesto la paliza de 19-1 sobre Toronto del domingo. De la producción ofensiva de Houston, Altuve ha empujado 10 de esas carreras y ha anotado nueve de ellas.

¿Aún no están impresionados?

Si no lo están es porque seguramente quieren ver números de poder en una época en la que el home run es el nombre del juego. Bueno, pues Altuve también tiene de esos. Es cuarto de la Liga Americana con 25 dobletes, sus 13 jonrones son la sexta mayor cantidad para un segunda base en todas las Grandes Ligas y es cuarto entre los camareros con 50 carreras remolcadas.

Para poner esas cifras en perspectiva, tiene más cuadrangulares que Miguel Cabrera, Ryan Braun, Buster Posey y Josh Donaldson y más carreras remolcadas que Edwin Encarnación, Manny Machado o José Bautista.

0 Comentarios

Mostrar