Multitudinario funeral del montañero Alberto Zerain

MONTAÑISMO

Multitudinario funeral del montañero Alberto Zerain

Multitudinario funeral del montañero Alberto Zerain

EFE

El acto tuvo lugar en Vitoria en una abarrotada iglesia de San Miguel con presencia de autoridades y gente conocida del mundo de la montaña.

Alberto Zerain subió a la cumbre del Everest en primavera de 1993. Fue el primer alavés en conseguirlo. Muy pocos saben que colocó en la cima una talla de madera de San Prudencio que luego donó al Santuario de la Virgen de Oro, sito en el valle de Zuia. Lo curioso de aquella anécdota es que, bajando del techo del mundo, se le cayó la estatua y tuvo que hacer una maniobra un poco complicada para recuperar al Santo Patrón de Alava.

Pues bien, esa talla presidió el funeral de la Iglesia Parroquial de San Miguel Arcángel en memoria del montañero. Hubo cuatro ofrendas: a San Prudencio, a un piolet, a una mochila y a la ermita de San Vittor, que estuvo representada mediante una fotografía. Además del funeral, cantó la Coral Manuel Iradier, se visitó la capilla de la Virgen Blanca y, para finalizar, hubo un acto con txistularis y dantzaris en la balconada de la plaza. Cientos de personas despidieron a Zerain y consolaron a la familia.

Desde el punto de vista institucional, estuvo el alcalde Gorka Urtaran, también el Diputado General de Alava, Ramiro González y, por último, varios consejeros del Gobierno Vasco. La misa fue oficiada por cuatro sacerdotes y hubo alocuciones del entorno de la familia y del Abad de la Cofradía de la Virgen Blanca, Ricardo Sáez de Heredia, amigo del alpinista. También estuvo presente la novia de Mariano Galván, que estaba por España en estas fechas. Pasará unos días en el domicilio de los Zerain con Patricia, su viuda, sus dos hijos (Andoni y Jon) y algunas hermanas (incluida la melliza del montañero).

También hubo una amplia presencia de Himalayistas: Carlos Soria, José Ramón Aguirre, Juanjo Tamayo, Josu Alcaraz, Koke Laza, Juanjo San Sebastían, Juanra Madariaga e Iñaki Querejeta. En general, amplia representación del montañismo español.

La semana pasada se confirmó el fallecimiento de Zerain y del montañero argentino en la arista del Mazeno del Nanga Parbat (8.126 mts). La penúltima señal de la radiobaliza coincide con una rotura de placa que provocó una avalancha. La última coloca a los montañeros sepultados debajo de un alud, en mitad de la lengua. Tras varios intentos de avistaje de alguna señal, un helicóptero confirmó el sábado pasado que había existido un gran desprendimiento a poco más de 6.000 metros el sábado 24 de mayo. Fueron los propios alpinistas quienes lo provocaron con su peso, el de las mochilas (30 kgs) y su huella. A pesar de que los más optimistas sueñan con un regreso desde el más allá, Vitoria despidió a Zerain con todos los honores.

0 Comentarios

Normas Mostrar