José Luis Terreros: "Ya no se pueden dar los nombres de la Operación Puerto"

DOPAJE

José Luis Terreros: "Ya no se pueden dar los nombres de la Operación Puerto"

José Luis Terreros, director de la AEPSAD.

DANI SANCHEZ

DIARIO AS

El director de la Agencia Española Antidopaje da por cerrado el caso tras el último auto. "Hemos pedido los nombres a la AMA, pero no para difundirlos".

-Dijo en su toma de posesión, de la que este miércoles se cumplen 100 días, que al dopaje “se le puede vencer”. ¿Sigue siendo tan optimista?

-Constato un hecho. Antes se decía que los del negocio sucio iban por delante de laboratorios y controles y ahora con los avances científicos, el pasaporte y la inteligencia, cada vez estamos más cerca. También al alargarse los periodos de prescripción para poder reanalizar.

-Un año después de la sentencia de la Operación Puerto, un auto aclaratorio de la Audiencia Provincial de Madrid frenó hace quince días la posibilidad de utilizar las bolsas de sangre para la identificación. ¿Es el punto final?

-Los abogados del Estado y la Agencia de Protección de Datos nos advierten que revelar los nombres para hacer, como dice el auto, “un escarnio público de los deportistas” no es posible. Ya no se pueden dar los nombres. Nos gustaría difundirlos y mucho más poder sancionar, pero el auto del juez lo deja bien claro: eso no se puede hacer. Son faltas que han prescrito.

"El auto cierra el tema de las bolsas, salvo que la AMA vea alguna posibilidad"

-¿Entonces nunca se conocerán los nombres de los clientes de Eufemiano Fuentes?

-No lo sé. No sé si alguien fuera de España tiene alguna posibilidad, pero yo no la veo. Hemos pedido a la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) los datos de los deportistas españoles, o que estén bajo nuestra jurisdicción, implicados, pero no con el objetivo de difundirlos, sino de hacer investigación para encontrar algún resquicio.

-Pero si se piden los nombres y no se difunden, ¿para qué los queremos si todo ha prescrito? La Operación Puerto quedará en casi nada.

-Es que este auto cierra la Operación Puerto y el tema de las bolsas de sangre, salvo que la Agencia Mundial Antidopaje vea alguna posibilidad.

-¿Ha hablado ya con la AMA al respecto?

-Les hemos pedido a través del Consejo de Europa, junto con Holanda y Dinamarca, que antes de cerrar este caso, si lo va a cerrar así, que nos pase los datos a las agencias nacionales y federaciones internacionales con deportistas implicados.

"Hemos pedido los datos a la AMA, pero no para difundirlos"

-Ya, pero insisto. Si no se van a dar los nombres, ¿para qué?

-No sabemos para qué, porque no tenemos los datos. Pero estimo que será muy difícil hacer algo sustancial.

-¿Cabe la posibilidad de que la AMA constituyera una comisión de investigación a la manera de Rusia?

-Cabría. Pero esas comisiones se hacen para descubrir cosas que no se saben. Aquí la AMA habría podido conocer datos a través de análisis de ADN. Todo el caso fue instruido por la Guardia Civil y está documentado. Si no ha conseguido contrastar, no creo que a través una comisión se vaya a conseguir algo más.

-¿Le consta que la AMA tenga ya identificados a los deportistas? ¿Han pedido ayuda a la AEPSAD para identificarlos?

-No. Y en el tiempo que llevo, no nos ha pedido nada.

-El Senado francés también montó una comisión de la verdad sobre el Tour de 1998. ¿Una acción política así es impensable aquí?

"No es justo para los deportistas limpios, pero tenemos las manos atadas"

-En comisiones parlamentarias se investigan casos de cargos públicos, no de personas privadas como deportistas, médicos o entrenadores. Sí hemos creado, junto con el presidente del Consejo Superior de Deportes, una comisión de trabajo con parlamentarios de los diferentes grupos. Y nunca se nos ha transmitido que hubiera esa posibilidad, pero en próximas reuniones se podría discutir.

-Pero que no se conozca a los tramposos significará que la mancha sobre el deporte español no desaparezca...

-La operación se hizo unos meses antes de la aprobación de la Ley, y eso fue un lastre. Luego ha estado en manos de los jueces. Podemos estar en desacuerdo, pero lo que hacen es aplicar nuestras leyes.

-Para el deportista limpio es una injusticia. Se acaba metiendo en el mismo saco a Nadal, Gasol, el fútbol…

-No es justo, no. Todo ha hecho un daño enorme, pero ha llegado un momento en que las manos están atadas y no se puede hacer nada.

-Hay temor a demandas de los deportistas al estar el dopaje prescrito. Pero esas demandas no se han dado en otros casos, como el francés. ¿Por qué tanto recelo?

-No es lo mismo el Senado que una agencia nacional o internacional revele datos médicos de personas. La ley de protección de datos, tanto en España como en Europa, nos impide hacerlo.

-¿Y de cuánto dinero hablamos? ¿No cabe que el Estado provisionara unos fondos para hacer frente a esas indemnizaciones y de una vez limpiar el nombre de grandes deportistas?

-¡Estamos hablando del dinero de los ciudadanos! Revelar los nombres podría tener consecuencias catastróficas desde el punto de vista económico, administrativo y penal. Yo, como director de la Agencia, no voy a hacer nada que vaya en contra de la ley.

"Me gustaría que el TAS admitiera nuestra sanción a Mechaal"

-La Federación Española de Ciclismo ha ofrecido a la Agencia los expedientes de Manolo Saiz, Vicente Belda e Ignacio Labarta, que deben reabrirse para su resolución. ¿Cómo está ese asunto?

-Trabajamos de forma coordinada para resolverlos. Se volverán a abrir. Queremos ofrecer las mínimas posibilidades de recurso. Podrían derivar en sanción, pero no queremos dar pistas. Esos hechos no han prescrito, se deduce del último auto del juez. Cuando se solapan procesos administrativos y penales, se paraliza la primera vía hasta que se resuelve la segunda.

-¿Qué se sabe ahora de Eufemiano Fuentes? Arrastra una inhabilitación de cuatro años, pero no una sanción administrativa universal. Puede seguir trabajando.

-No sé nada de él. Está inhabilitado para ejercer en medicina del deporte en España.

-¿Es España ahora creíble en el panorama internacional? Porque la suspensión que acarreó la no modificación a tiempo de la Ley Antidopaje volvió a hacer mucho daño...

-Estamos mucho mejor. Ahora trabajamos de forma normal. Hubo que volver a poner casi todo en marcha.

-Tienen pendiente la modificación mediante decreto ley de la normativa de control de dopaje, después de que se modificara la Ley en marzo para adecuarla al Código AMA. El plazo acaba en septiembre. ¿Cómo va?

-Está redactado y enviado al ministerio. Hemos intentado que sea más comprensible y racional y referirnos al Código Mundial para que se puedan adaptar futuros cambios sin discrepancias.

-¿El pasaporte biológico es su principal arma? ¿Cuántos deportistas españoles lo tienen?

-Es un arma muy potente con controles muy caros, sobre todos si se buscan hormonas. Están sometidos entre 250 y 300, sumados a los que integran ya los pools de las federaciones internacionales. Ya se puede sancionar directamente por anomalías y es ideal para dirigir los controles. Hemos incorporado un consejo fisiológico que nos marca cuáles son los mejores momentos para hacer los análisis. El pasaporte y la inteligencia son muy importantes.

-Al final, las grandes tramas se han desmontado con un trabajo de investigación más policial que científico. ¿Cómo está esa parcela en la Agencia? Ahora la ha asumido Jesús Muñoz, exdirector del laboratorio de Madrid. Un bioquímico en vez de un policía o abogado cuando la AMA y otras agencias se están reforzando con investigadores...

-Inteligencia se llevaba directamente desde la dirección de la Agencia, porque Enrique Gómez Bastida (exdirector) es Guardia Civil. Pero también era una forma personalista. El departamento está muy vinculado al de control de dopaje, que decide a quién y cuándo se hacen los test. Que el primero esté dentro del segundo nos da mucho más rigor.

-En el atletismo se constata un cambio de talante. ¿En el ciclismo no?

-El atletismo es un deporte en el que por tradición el dopaje ha tenido más mala prensa entre sus practicantes. En el ciclismo era una cosa normal, pero ha cambiado mucho. Se han dado cuenta de que estaban destruyendo su gallina de los huevos de oro. Los patrocinadores huían.

-¿Qué espera del caso de Adel Mechaal? El TAS decidirá el 24 de julio y dos de las tres incomparecencias fueron en controles de la AEPSAD...

-Me gustaría que admitieran nuestra sanción (15 meses). El mensaje es: ‘Si faltas a las localizaciones, te vamos a perseguir hasta el final’. Si no, se cae todo el andamiaje del sistema.

-¿Qué le parecen las felicitaciones de Mariano Rajoy o José Ramón Lete a Mechaal cuando ganó el Europeo? Corrió con una cautelar...

-Mientras no esté sancionado, puede correr. Sobre lo que hacen Rajoy o el secretario de Estado, no me meto. Ganó una medalla. Habrá que ver si es sancionado o no.

-Ayer se conoció una sentencia de la Audiencia Nacional en la que se obliga a restituir a Marta Domínguez la condición de deportista de alto nivel. ¿Anima al CSD a recurrir?

-El CSD no necesita recurrirlo, porque la condición de alto nivel de esta señora no se cumple ahora por otras circunstancias. Pero la sentencia es importante para la AEPSAD en otro sentido. El TAS, que la sancionó, estaba en un limbo. Para introducir sus resoluciones en la Agencia necesitábamos incorporar un procedimiento complicadísimo. La sentencia dice que es un tribunal de derecho deportivo y eso nos va a permitir incorporar sus laudos en nuestro derecho.

-¿En Canarias se realizan también controles? Lo digo por la enorme cantidad de deportistas que se concentran allí...

-Igual que en el resto de España. Vamos a donde nos haya puesto que está en su formulario de localización. Y si va a Estados Unidos o Alemania, buscamos con esas agencias la forma de controlarlo con un agente suyo. Sí es complicado en países remotos.

-¿Hacia dónde va el dopaje? ¿Hemos pasado ya la época de la EPO?

-No. Va hacia la utilización de dosis más pequeñas y de métodos complementarios. También hay mucha ciencia ficción. Cuando Rusia se lanza a montar un sistema de dopaje, no crea nuevas sustancias. Son cosas más terrenales.

-¿Le preocupa el dopaje popular?

-Mucho. El dopaje es trampa deportiva y peligro para la salud. Y en el primer nivel los médicos minimizan los riesgos a corto plazo, pero en el deporte popular y en los gimnasios es muy peligroso. Habrá mucha gente con problemas por consumo de anabolizantes en un plazo corto.

-Se están realizando controles en ciclismo en pruebas autonómicas o de tenis en veteranos cuando no se llega a todo el primer nivel. ¿Eso no resta recursos para la élite?

-Cuando vamos a ese tipo de pruebas es por algo. Evidentemente, es ilusorio luchar contra el dopaje popular con controles. Pero en Dinamarca y Noruega ya se ha autorizado realizarlos en gimnasios.

-¿Llaman deportistas a la Agencia a denunciar?

-Sí, mucha gente. Y lo investigamos todo.

0 Comentarios

Normas Mostrar