El Team New Zealand recupera la Copa 14 años después

35ª COPA AMÉRICA

El Team New Zealand recupera la Copa 14 años después

El Team New Zealand recupera la Copa 14 años después

JOHN G. MABANGLO

EFE

El 2 de marzo de 2003 perdía en Auckland (Nueva Zelanda) por 5-0 ante el 'Alinghí' suizo. Después perdería dos finales más y hoy ha devuelto el orgullo a su país

A las 15:45 horas local en las Bermudas (20:45 en España) el patrón del Emirates Team New Zealand, Peter Burling y el  timonel Glenn Ashby, levantaban al cielo de Hamilton , el trofeo de vencedores de la 35ª Copa América, el mítico Auld Mug o Jarra de las Cien Guineas, el trofeo más preciado de la náutica mundial.

 Muchos se remontaron a la última vez que eso sucedió. Fue en Auckland (Nueva Zelanda) el 2 de  marzo de 2000 cuando el entoncespatrón neozelandés Sir Russell Coutts, hoy director general del Oracle estadounidense  y el entonces director del equipo , le malogrado Sir Peter Blake levantaban la cielo el trofeo   

 Diecisiete años después se repetía el gesto y esta vez la victoria por 7-1 ante el Oracle Team USA de James Spithill ha sido especial  Y lo ha sido porque Nueva Zelanda no había olvidado la humillante derrota frente al Oracle Team USA en la final de la 34ª Copa América disputada en San Francisco en 2013 cuando los estadounidenses, también al mando de James Spithill,remontaban un 1-8 en contra para imponerse por 9-8.

 Ambos llegaron de nuevo a la final de esta 35ª edición, que los estadounidenses quisieron que se celebrase en Hamilton (Islas Bermudas) y obligaron los equipos, y especialmente a los  neozelandeses a viajar casi 15.000 kilómetros para poder aspirar al título.

  Además, un extraño sistema de puntuación, elaborado por el defensor del título, el Oracle, le daba un punto adicional al empezar la final por haber ganado la fase de clasificación, en la que por vez primera en la historia participaba el propio defensor.

De esta manera, el Emirates Team New Zealand empezó la final, que ganaba el primer equipo que sumase siete victorias, obligado a ganar ocho y lo han logrado.

  Quizás haya sido porque el australiano James Spithill, dos veces ganador de la Copa (2010 y 2013) y patrón de los estadounidenses quiso contar con la mayoría de tripulantes que le ayudaron en la victoria de 2013 —seis de los ocho hombres que han estado a bordo del USA-17 en esta final eran australianos—.

 En el Team New Zealand, sólo un tripulante, el veterano australiano Glenn Asbhy (39 años) había vivido la derrota de 2013 y esto hizo que un equipo, con una media de 27 años y todos debutantes, se bastasen, con gran talento y más descaro, para derrotar, por vez primera en una final al equipo más poderoso del mundo y que el multimillonario estadounidense Larry Ellison dotó de medios ilimitados.

Ese talentoso equipo no permitió a los estadounidenses ganar su única manga en cuando ya había perdido seis consecutivas y las tres últimas logradas por los neozelandeses ya han sido casi un paseo..                  

Hacia 17 años que los neozelandeses habían logrado su última victoria doblegando por 5-0 en la final de la edición del 2000, disputada en Nueva Zelanda al Luna Rossa de Francesco de Angelis.

 Quizás por eso, hoy los neozelandeses hayan iniciado es novena manga, la definitiva, algo nerviosos, conscientes de la responsabilidad que tenían porque ganar la manga era ganar la Copa y devolver el orgullo a su país. La salida fue igualada y los estadounidenses hicieron valer su velocidad para avanzarse en la primera boya, pero Peter Burling supo contrarrestarla en el segundo tramo y pasar por la segunda boya con 5 segundos de ventaja sobre su rival.

Los estadounidenses quisieron hacer valer de nuevo su velocidad en el tercer tramo pero los kiwis no entraron en el desafío que les proponía su rival y ya lograban con 26 segundos de ventaja en la entrada en el cuarto tramo, que llegaría a ser de 35 segundos y  aunque Spithill no se rindió y redujo en 10 segundos la diferencia.en el paso por la quinta boya, pero aún era de 25 segundos.

Como era de esperar, Burling, sin mirar nunca atrás, dirigió al Emirates Team New Zealand directo a la meta para imponerse por 55 segundos, lograr su revancha..y una nueva generación de regatistas neozelandeses, convertidos en ciclistas a bordo, devolver el orgullo a todo un país.

                  

0 Comentarios

Normas Mostrar