Mariya Lasitskene vuela (2,04) y Ruth Beitia es cuarta con 1,85

ATLETISMO | REUNIÓN DE HENGELO

Mariya Lasitskene vuela (2,04) y Ruth Beitia es cuarta con 1,85

Mariya Lasitskene vuela (2,04) y Ruth Beitia es cuarta con 1,85

REUTERS

La rusa, que compite con permiso de la IAAF como independiente, intentó luego el récord mundial. No se saltaba tan alto desde hace cuatro años.

Ruth Beitia sigue fuera de forma y la rusa Mariya Lasitskene se muestra pletórica. En la reunión de Hengelo (Holanda), la santanderina no pudo con 1,90 metros: arrastra aún la bajada de entrenamientos a causa de las molestias que sufrió después de los Europeos en pista cubierta de de Belgrado. Por el contrario, Lasitskene (Kuchina de soltera) está en el mejor momento de forma de su vida y saltó 2,04 metros. A Beitia la superaron también, con 1,90, la alemana Marie Jungfleisch y la ucraniana Oksana Okuneva. 

Además de su marca personal (tenía un centímetro menos) los 2,04 de Mariya son la mejor marca hecha en el mundo en los últimos cuatro años, desde que la estadounidense Brigetta Barrett saltase esa misma medida en Des Moines, el 22 de junio de 2013. 

La superidad de Lasitskene en esta temporada es apabullante: ha conseguido los cuatro mejores registros del año, con estos 2,04 de Hengelo, a los que hay que añadir el 2,03 de la Diamond League de Eugene y los dos metros justos que alcanzó en Roma, en el mismo circuito, y en la localidad polaca de Opole. Es la única saltadora que ha subido por encima de los dos metros este año. 

La rusa se animó con el récord mundial y mandó colocar la barra en 2,10 metros, un centímetro más arriba de los míticos 2,09 que la búlgara Stefka Kostadinova consiguió en los Mundiales de Roma. La plusmarca permanece, porque la antigua Kuchina derribó las tres veces. Y es que es un registro colosal. No se olvide que otra grandísima saltadora, como la croata Blanka Vlasic, ha intentado ese récord en 60 ocasiones, siempre sin éxito. 

Mariya Lasitskene compite con permiso especial de la Federación Internacional. Su país está excluido de las competiciones internacionales, pero se estima que la atleta no está 'contaminada' por el Dopaje de Estado descubierto en Rusia. 

Optará, pues, al título mundial en Londres. Ya sabe lo que es ganar el oro en esta competición, porque lo hizo en Pekín 2015. 

0 Comentarios

Normas Mostrar