Barcelona
25
FIN
26
Vardar

Balonmano

Dujsebaev y Sterbik tumban al Barça y el Vardar va a la final

Dujsebaev y Sterbik tumban al Barça y el Vardar va a la final

Alex Grimm

Bongarts/Getty Images

26-25. Cindric marcó el gol del triunfo macedonio a tres segundos del minuto 60, once segundos después del tanto del empate de Lazarov

El apellido Dujsebaev, aunque uno de la saga haya pasado por su cantera, Dani, está en la lista más negra del Barcelona, porque si Talant fue su enemigo y rival más acérrimo, el hombre que como jugador y entrenador se enfrentó al dominio azulgrana, su primogénito, Alex, ha heredado el mismo afán de pelear contra el conjunto catalán, y en Colonia ha sido vital para que el Vardar haya tumbado al campeón español: 26-25. El Vardar jugará mañana la final con PSG (18:00), mientras que el Barcelona peleará por el tercer puesto con el Veszprem.

La realidad es que fue un partido diferente al que cualquiera hubiese pensado, con un Barcelona apostando por tres cambios defensa/ataque, y con el Vardar con Cañellas y Maqueda en defensa, y jugando con Cindric, Borozan y Dujsebaev en la primera línea.

Mientras Gonzalo Pérez estuvo más inspirado que Sterbik, mandó el Barça con uno y dos goles de renta, rotando a todos sus hombres para llegar a la segunda parte con fuelle suficiente. Pero cuando Sterbik comenzó a aportar, especialmente para anular al pivote Syprzak, el Vardar se metió en el partido, y llegó al descanso con ventaja (12-13). Fue un aviso, porque el Barça daba la impresión de jugar sin alegría, de no correr, de no llevar el balón a los extremos, de empeñarse una y otra vez en jugar con la primera línea.

Y en la segunda mitad, el mismo escenario. Diferencias pendulares de un gol para cada uno de los equipos, con un arbitraje que al Barça le lastraba con las exclusiones, pero con todo el campeón español entraba en los cinco últimos minutos con ventaja (23-22), pero un rechace que aprovechó Dujsebaev, un parada de Sterbik, y un error del Barça, volvió a dar ventaja al Vardar.

Lazaron empató el partido (25-25) tras un tiempo muerto de Xavi Pascual. Raúl González pidió el que le quedaba, dibujó la jugada definitiva, y Cindric marcó el tanto de la victoria, la primera en once encuentros ante el Barcelona, y que le mete en su primera final en Colonia, inédita en la historia, ante el PSG millonario, pero que al final juegan siete contra siete.

Sin tituloLuka Cindric celebra el gol definitivo.

0 Comentarios

Normas Mostrar