Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Fórmula 1
  • MotoGP
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
  • Moto3
  • Mundial Ciclismo
Ligue 1
Lyon Lyon LYO

-

PSG PSG PSG

-

Liga Holandesa
Heerenveen Heerenveen HEE

-

Utrecht Utrecht UTR

-

FC Emmen FC Emmen EMM

-

Feyenoord Feyenoord FEY

-

ADO Den Haag ADO Den Haag ADO

-

AZ Alkmaar AZ Alkmaar AZ

-

PSV PSV PSV

-

Ajax Ajax AA

-

Arrieta: "La pelea entre Nats y Giants es genial y refrescante"

Polémica

Arrieta: "La pelea entre Nats y Giants es genial y refrescante"

Arrieta: "La pelea entre Nats y Giants es genial y refrescante"

Jon Durr

AFP

El pitcher titular de los Chicago Cubs quiere que, si alguna vez algún bateador va a pegarle, sus compañeros le dejen lanzar puños antes de separarles.

Jake Arrieta, el pitcher titular de los Chicago Cubs, ha vuelto a dejar una muestra de su bien conocida personalidad al subrayar que la pelea entre los Washington Nationals y los San Francisco Giants le pareció algo "genial" y "refrescante".

Arrieta es un hombre de béisbol. Un tipo tradicional que quiere y respeta la vieja manera de hacer las cosas que aún dominan un juego y una liga, la MLB, que hunde sus raíces en la más añeja tradición norteamericana. A esto ya se jugaba cuando se conquistaba el Oeste, cuando los equipos iban de ciudad en ciudad en diligencia y eran asaltados por tribus de indios. Y, con esos inicios, hay cosas que se quedan incrustadas en la personalidad propia de cada deporte.

Bryce Harper, bateador estrella de los Washington Nationals, se comportó de manera poco acorde a las tradiciones en un partido de playoff del año 2014 con el pitcher Hunter Strickland; le sacó dos home runs y en el segundo le desafió con la mirada y un par de palabras mientras corría las bases. Strickland no olvidó. El béisbol no olvida. Pasaron dos años y medio y tuvo la oportunidad de tener delante a Harper. Y le atizó en la cadera. La estrella de los Nationals supo al instante que esto sólo podía acabar a puñetazos, y los dos equipos también lo supieron, saltando de los banquillos para convertir el asunto en una gran bronca final.

A Arrieta le vale así. "No creo que nadie tenga la razón o esté equivocado en esto. Yo lo que creo es que es genial. De vez en cuando es refrescante ver a dos equipos ir el uno a por el otro con tanta carga emocional. A veces es necesario dejarse de tanto hablar y tanto lanzarse palabritas para ir a verse cara a cara al montículo".

El gran pitcher de los Cubs fue más allá y dijo que si alguna vez algún bateador le quiere en las mismas condiciones que Harper quiso a Strickland, quiere que su equipo le deje sólo un tiempo prudencial: "Les pido 10, 15 segundos antes de venir a separarnos. Creo que tendría opciones de lanzar un par de puñetazos ante cualquiera en esta liga y, luego, si quieren, que nos separen. Sé que si Wilson (Contreras, catcher) viniera ganaría a cualquiera, pero le diría a él o a Miggy (Montero, el otro catcher de los Cubs) que me dejasen un rato a mi sólo antes de venir".

Jake Arrieta, señores.

0 Comentarios

Normas Mostrar