Competición
  • Vuelta a España
  • Serie A

Carolina Marín y el reto de ser la mejor jugadora de la historia

BÁDMINTON

Carolina Marín y el reto de ser la mejor jugadora de la historia

Carolina Marín y el reto de ser la mejor jugadora de la historia

EMILIO COBOS

DIARIO AS

La española, tras ganar su tercer Europeo consecutivo, mira al Mundial y a recuperar el número uno. A largo plaza, alcanzar a la legendaria Zhang Ning.
Wilder-Ortiz en vivo y en directo online: Mundial pesado WBC

"Quiero ser la mejor de la historia”. Ese es el deseo de Carolina Marín después de conquistar su tercer Europeo seguido (algo que sólo había logrado la danesa Camilla Martin). Un triunfo que al fin estrenó su palmarés en 2017 después de haber logrado cuatro finales durante lo que va de temporada. “El balance era positivo porque me sentía que estaba otra vez ahí tras los problemas físicos que aparecieron después de Río, pero es verdad que esas últimas tres finales perdidas no habían salido como yo quería. Este Europeo me hace sentir otra vez muy bien, y aunque era favorita, no era fácil cumplir con ese cartel”, analiza la onubense.

Una jugadora que se mueve a través de motivaciones. A corto plazo quiere volver al número uno, ahora en poder de la taiwanesa Tai Tzu Ying: “Está jugando muy bien, con un juego muy agresivo y tiene la confianza necesaria, eso es lo que te demuestra que siempre hay que seguir aprendiendo y creciendo como jugadora”. No obstante, será una de las grandes rivales en el Mundial de agosto, la fecha marcada en rojo para Carolina.

Porque engrosar el palmarés es vital para su ambicioso objetivo a largo plazo: aparecer en la historia como la mejor de siempre. “Se considera que fue la china Zhang Ning y para alcanzarla debo ganar otros Juegos y seguir sumando en Mundiales”, explica sobre la legendaria jugadora asiática que se coronó en Atenas 2004 y Pekín 2008, esta última cuando ya tenía 33 años. Un reto que suena a palabras mayores. “¿Demasiada presión? Para nada, es una gran motivación. No creo que esté obligada a nada. La única presión me la meto yo”.

0 Comentarios

Normas Mostrar