Estás leyendo

Kipchoge corre una maratón en… ¡2h 00:25! 152 segundos más veloz que el récord

ATLETISMO

Kipchoge corre una maratón en… ¡2h 00:25! 152 segundos más veloz que el récord

Fue en Monza, en el reto Breaking 2 de Nike en el que se intentaba bajar de dos horas. Llevó liebres en todo momento y corrió con un calzado especial.

Eliud Kipchoge no rompió la barrera de las dos horas, pero ya es el hombre que más rápido ha corrido en la historia los 42.195 metros, la distancia de la maratón. El keniano paró el reloj en el autódromo de Monza en 2h 00:25, un crono 152 segundos más rápido que el récord mundial de Kimetto (2h 02:57), que seguirá vigente puesto que la IAAF no homologará la gesta de Kipchoge, que fue hecha en un contexto peculiar, dentro de Breaking 2, el proyecto de Nike para bajar de dos horas.

El gigante comercial preparó a Kipchoge, también a Desisa y Tadese, un recorrido de vueltas de 2,4 kilómetros al autódromo con grupos de tres liebres, que se iban relevando en cada giro (siempre iban seis pacers en forma de flecha para frenar al viento). Los tres africanos llevaban un calzado especial (Nike Vaporfly Elite), unas tiras adhesivas en los tibiales para frenar las vibraciones y se les daba el avituallamiento de manera muy controlada. Así arrancaron. 14:14 el km 5, 28:21 el 10, 42:34 el 15. Los tiempos de paso más rápidos nunca vistos en la historia con diferencia (43:12 de Wanjiru en Londres era el más veloz) e iban por debajo de las dos horas. Una marca electrónica de luz lo señalaba. Pero el ritmo era brutal y en el kilómetro 18, Desisa se quedaba, poco después lo hacía Tadese. En la media sólo quedaba Kipchoge, con su guarda pretoriana de seis liebres (entre ellas estaba Bernard Lagat). Pasaron en 59:57. Perfecto para bajar de dos horas. Una locura…

El campeón olímpico en Río y ganador de las maratones de Londres y Berlín aguantó todavía hasta el 30 en tiempo exacto de dos horas. Su zancada no tiene fisuras y galopaba con fuerza, pero la fatiga de la maratón comenzó a hacer ligera mella en el 35 (1h 39:37, a siete segundos del sub-2) y en un poco más en el 40, donde las liebres ya iban en fila india, debatiéndose entre seguir la línea roja Sub-2 y esperar a Kipchoge, que pasaba a 18 segundos (1:54.04) del jaleado Breaking 2. Al final, llegó en 2h 00:25, una exageración para el ser humano. Viendo la burrada estaban Carl Lewis, Paula Radcliffe, Shalane Flanagan...

Tras los Juegos de Río, Kipchoge abandonó la primera fila competitiva para dedicarse en cuerpo y alma a este proyecto en el que los científicos de Nike le han asesorado a nivel de entrenamientos, de tecnología y alimentación para intentar lograr romper la barrera de las dos horas. Se quedó a 25 segundos, estaría por ver cuanto habría hecho en una maratón comercial. ¿Habría caído el récord de Kimetto?

El resumen de la gesta de Kipchoge

0 Comentarios

Mostrar