New York Jets

Hasta Hackenberg podría ser quarterback titular de los Jets

Ya no quedan casi equipos en la NFL si quarterback titular para la temporada 2017, pero la situación de los Jets parece la más desesperada de todas.

0
Hasta Hackenberg podría ser quarterback titular de los Jets
Eric Hartline USA Today Sports

Hay una frase mítica que dentro de pocos años, casi meses, pasará a ser parte de la historia como las películas en blanco y negro, las cámaras de fotos con carrete y las hogueras de campamento. Me refiero al famoso “¡¡¡PAREN MÁQUINAS!!!” que aparece en todas las películas sobre periodismo cada vez que a última hora, cuando ya han arrancado las rotativas, se produce una noticia tan importante que merece abrir el periódico.

Pero hoy no me aguanto las ganas de volver a aullar el famoso grito “¡¡¡PAREN MÁQUINAS!!!” con el latiguillo que casi siempre le acompaña: “siempre he querido decir esta frase”. Porque según Rich Cimini, periodista de ESPN en Nueva York, los Jets, más pronto que tarde, convertirán a Christian Hackenberg en su quarterback titular en 2017.

Sí, lo sé, decir este tipo de cosas sin una introducción previa que las haga más digeribles no debería estar permitido, y habéis tenido que ir a la cocina para buscar un vaso de agua tras sufrir un atragantamiento con los Lacasitos que estabais comiendo tranquilamente mientras cotilleabais noticias de NFL. Lo siento, perdón, pero cuando se tiene que contar algo así, lo mejor es soltarlo de inmediato y que sea lo que Dios quiera.

Hackenberger hace imposible lo posible

La fabulosa historia, que dejaría en la columna de breves la aparición de King Kong y la llegada de extraterrestres a la tierra, desmiente otras muchas informaciones publicadas en la Gran Manzana en las últimas semanas, que aseguraban que Hackenberger solo jugaría como titular en este equipo si los otros 52 jugadores de la plantilla de los Jets cayeran fulminados por una plaga bíblica.

En 2016, Hackenberg jugó cero snaps con los Jets, en los que consiguió cero yardas de pase, cero de carrera, cero completos y, por suerte, ninguna intercepción, pero incluso ese dato puede estar falseado, porque dicen las malas lenguas que en varios de los lanzamientos que no hizo sí que fue interceptado, aunque no hay pruebas documentales del suceso, extraordinario por otra parte, como no podía ser de otra manera.

Malo desde el primer día

Lo que sí sabemos es que Hackenberg jugó en dos partidos de la pretemporada pasada con el resultado de un pase de touchdown, dos intercepciones (una de ellas retornada para touchdown), 17 pases completos de 47 intentados y súplicas desde la grada para que le dieran la puntilla de una vez y así dejara de sufrir, mientras los bomberos pedían que lo devolvieran a corrales y algunos exigían que le pusieran banderillas negras sin anestesia.

Nadie se explica todavía como Christian Hackenberg, quarterback de Pen State, pudo ser elegido en el draft de 2016 por los Jets con el pick 51 global, correspondiente a la segunda ronda. Incluso le firmaron un contrato de 4,66 millones en cuatro años y dicen que nadie se tuvo que aguantar la risa. Tras su paseo triunfal por la pretemporada, Hackenberg fue declarado cuarto quarterback de los Jets y solo fue activado para el último partido de la temporada porque no había otro suplente sano.

De Josh McCown a Trubisky

Así que, mientras la mayoría seguimos convencidos de que los Jets elegirán un quarterback a la desesperada con su primera ronda del draft (pick 6), podemos soñar durante algunas semanas con que Todd Bowles quiera definitivamente hacerse el harakiri en público con cascada de sangre. Y confirme que nunca debió seguir como entrenador de los Jets para la temporada 2016, poniendo con individuo titular detrás del center a un tal Christian Hackenberg. Un tipo que no deberá darnos ninguna pena sabiendo que entre el año pasado, y los próximos tres, ganará mucho más dinero del que la mayoría de los que van a leer este artículo conseguirá en toda una vida de trabajo duro y silencioso.

Mientras se confirma la historia, en las casas de apuestas comienza a ganar peso que Mitch Trubisky será el pasador de los Jets en 2017 y los de Nueva York ya han fichado a Josh McCown por si acaso.

Que Dios nos coja confesados.