Temas del día

Los 49ers cierran su pareja de QBs con perfil bajo

San Francisco 49eers

Los 49ers cierran su pareja de QBs con perfil bajo

Los 49ers cierran su pareja de QBs con perfil bajo

Matt Barkley se une a Brian Hoyer en un grupo que no excitará a los aficionados pero que servirá para no tener ninguna urgencia en el puesto.

Podría decirse que la primera ley de un nuevo proyecto de gestión en la NFL es "no la fastidies de entrada ni te ates a nada que no puedas olvidar en un par de años, como mucho". Si es así, y es verosímil, los San Francisco 49ers la están aplicando a rajatabla.

Se confirmó ayer en el primer día de la agencia libre. En San Francisco tenían un problema serio con el puesto de quarterback. De hecho, tienen un problema serio aún con ese puesto y con el resto de la plantilla. No se llega a ser uno de los peores equipos de la liga si tienes algo a lo que agarrarte.

Junto a eso, los 49ers tienen un espacio salarial descomunal y, en buena lógica, van a sobrepagar para gastarlo y para atraer agentes libres. Lo que pasa es que eso puede hacerse con criterio, esto es, en veteranos con contratos asumibles en un par de años y ya se verá más allá, o perder la cabeza con algún jugador con el que te ates en demasía para el futuro.

Dos quarterbacks, ningún compromiso serio

De todos los puestos en los que puede sucederte eso, el de quarterback es el más sensible. Para hacerte en el mercado con alguna pieza relevante hay que pagar mucho y por mucho tiempo. Cuando la estructura de la plantilla no está asentada, además, suele llevar a que el juguete se rompa enseguida.

Es por eso que tanto Kyle Shanahan, entrenador, y John Lynch, general manager, han decidido afrontar el asunto con pies de plomo y simplemente asegurando la próxima temporada con sensatez y sin fantasías.

Primero ficharon a Brian Hoyer. El veterano estuvo con Shanahan en los Cleveland Browns, y lo hizo bastante bien, de hecho en el mejor año de su carrera. Él está llamado a ser el titular.

Y, después, remataron la pareja con Matt Barkley, que tampoco dejó mal sabor de boca en los Chicago Bears el año pasado, donde coincidió con el propio Hoyer.

Lo que esto significa es que tendrán un dúo con los roles muy claros, Hoyer de titular y Barkley de reserva, a un precio muy apañado y, sobre todo, sin ataduras para el futuro, donde deberán encontrar la solución definitiva al puesto.

Esta podría ser algún chico de este draft, al que procurarían no poner a jugar muy pronto, Kirk Cousins, al que Shanahan adora y que quedaría libre el año que viene, o alguna otra figura de drafts o agencias libre venideras. En cualquiera de esos supuestos, los 49ers ya no irán con urgencia a por ellos y, como decía al principio, sin haberla fastidiado de entrada atándose a alguien por los próximos tres o cuatro años, sin posibilidad luego de enmendar el error.

No es la más excitante de las aproximaciones, pero es sensata.

0 Comentarios

Normas Mostrar