BOXEO

Tyson Fury regresa al ring

El púgil británico anunció en su cuenta de Twitter su vuelta a los cuadriláteros el próximo 13 de mayo ante un rival que todavía no ha cerrado. Mireia Belmonte, medalla de oro

0
Tyson Fury se sube al ring en su último combate ante Wladimir Klitschko.
REUTERS

Tyson Fury (25-0, 18 KO) ha vivido una montaña rusa en sus dos últimos años. En 2015 alcanzó la cima del boxeo mundial tras finalizar el reinado, de más de diez años, de Wladimir Klitschko (64-4, 53 KO). Fury se hizo con tres cinturones mundiales (WBA, WBO e IBF), pero en 2016 dos aplazamientos de su revancha con el ucranio acabaron con su doble positivo por cocaína. Fury tocó fondo, pero con el nuevo año anunció que volvería a "recuperar su lugar".

Su tío y entrenador, Peter Fury, aseguró hace meses que tras superar sus problemas con alcohol y drogas el británico ya preparaba su regreso en el gimnasio. 'El Rey Gitano' aprovechó la preparación de su primo, Hughie Fury, para pelear por el mundial del peso pesado WBO, para hacer la parte física con él. Fury era otro aseguraban desde su entorno.

Ahora, tras muchas semanas de silencio el boxeador ha anunciado en su cuenta de Twitter su vuelta. De momento sólo ha dado una fecha, la del 13 de mayo, pero no ha aclarado todavía rival. Fury asegura que, junto con Frank Warren, mantiene varias conversaciones para cerrar el combate en esa fecha. 

Tyson Fury piensa en Klitschko y Wilder

El británico ha asegurado durante su 'vuelta a la normalidad' que quiere demostrar que es el mejor, por ello piensa que debe medirse a los mejores cuanto antes. Fury todavía tiene pendiente una revancha con Klitschko, pero el ucranio se medirá el 29 de abril en Londres a Anthony Joshua. Algo que complica esa pelea, al menos en el corta plazo.

El otro nombre que tiene en mente es el de Deontay Wilder. El campeón mundial por el Consejo Mundial de Boxeo y Fury ya habían tenido sus más y sus menos, de hecho, se había 'citado' después del Fury-Klitschko. Aunque el postivo del británico lo torció todo. Ahora esa opción parece poco viable, ya que tras noquear a Gerald Washington, la WBC ha nombrado aspirante oficial a Bermane Stiverne. Un hecho que sumado a la intención de Wilder y Parker por unificar lo aleja aun más. 

Por tanto, lo más probable es que el regreso del 'Rey Gitano' se produzca con un rival de un perfil menor. Algo aconsejado también por su entorno, para así medir su nivel tras casi año y medio parado.

Tyson Fury y Wladimir Klitschko intercambian golpes en su último combate.