¡Muchas gracias por una temporada increíble de NFL!

Cinco cosas que pienso

¡Muchas gracias por una temporada increíble de NFL!

¡Muchas gracias por una temporada increíble de NFL!

TIMOTHY A. CLARY

AFP

Pero el fútbol americano nos volvió a impresionar en largas noches de desvelo, sentados en vilo al borde del sofá, dispuestos a saltar ante un pase completo, una carrera impensable, un duro placaje, un bloqueo inverosímil…

Con la espectacular victoria de los New England Patriots sobre los Atlanta Falcons, en la primera Super Bowl decidida en una prórroga, concluyó una temporada vibrante de fútbol americano. Durante la misma se habló de la bajada de las audiencias, de playoffs descafeinados… Pero el fútbol americano nos volvió a impresionar en largas noches de desvelo, sentados en vilo al borde del sofá, dispuestos a saltar ante un pase completo, una carrera impensable, un duro placaje, un bloqueo inverosímil…

Yo me tomo ahora un descanso hasta el draft (lo siento, odio el combine). Sin embargo, no quiero comenzar a dejar de escribir sin agradecer a todos aquellos que han hecho para mí que esta campaña de fútbol americano haya sido única. Y agradecer también a este maravilloso deporte que no me ha dado todo en la vida, pero sí casi todo.

Es imposible agradecer sin pedir antes perdón. Desde luego que he metido muchas patas y he cometido muchos fallos a lo largo de tantas crónicas, columnas y partidos. Seguro que muchas veces no habéis estado de acuerdo con mis puntos de vista u opiniones. Por todo ello, os pido perdón de todo corazón.

Cinco cosas que pienso:

1. Pienso que en la lista de agradecimientos, tengo que comenzar obligadamente por Alistair Kirkwood, director general de la NFL en Londres. Especialmente le agradezco haberme mantenido siempre la puerta abierta de la liga deportiva más maravillosa del mundo, llevándome cada año a echar una mano en los partidos disputados en Londres. Esta temporada, la cosa se ha ampliado a los entrenamientos de los equipos en el Reino Unido y al encuentro disputado en México. ¡Gracias Alistair por tu generosidad y por tu amistad!

Gracias también a David Tossell y todo su equipo de relaciones públicas de la NFL en Londres. ¡Súper cracks! Y a los de Nueva York: Michael Signora, Darlene Capiro, Randall Liu, Jacob Gellerman. Gracias también a mis antiguos jefes como Pete Abitante y Mark Waller. Es un verdadero placer verlos cada año, al igual que a Dan Edwards de los Jaguars. Gracias a Nick Priestnall por su hospitalidad y a Thomas Hensey, por su cercanía.

2. Pienso que después debo agradecer especialmente a Mariano Tovar por reservarme cada martes este espacio en la sección de NFL de AS.com. Poder retornar a través de estas líneas un poco de lo mucho que el fútbol americano me ha dado es todo un privilegio. En mi vida personal y profesional me he visto ligado a muchos proyectos valientes, nobles, de gran envergadura, y me atrevería a decir que este que lidera Mariano es tan valiente, grande y noble como cualquiera de los demás. Gracias también a Pepe y Michel por excelentes momentos de risas en Zona Roja.

3. Pienso que esta temporada debo agradecer especialmente a Jordi Domínguez por haber confiado en mí para las retransmisiones de la NCAA en GOL. ¡Todavía no me lo puedo creer! Reencontrarme con el fútbol americano universitario ha sido toda una aventura y poder narrarlo en televisión algo que siempre esperé por inesperado que pudiera ser. Muchas gracias también a Juan Jiménez. Compartir cabina y Bowls con él ha sido un verdadero regalo del Cielo.

4. Pienso que es obligado agradecer a todos los que, con infinita paciencia, habéis leído esta columna. Gracias, gracias y mil gracias a los que siguieron tan de cerca la NCAA en GOL. Gracias por su gran apoyo. Es increíble lo que ha crecido el fútbol americano en España en los últimos años y la gente tan entendida que hay. En las pasadas fiestas navideñas también pude descubrir el gran peso que tienen las redes sociales…

5. Por último, pienso que no podría cerrar esta columna sin agradecer enormemente a mi mujer, Loles, y a mis cuatro hijos, Santi, María, Nuria y Blanca. Gracias por estar siempre allí y por no decirme que estoy como una cabra –aunque lo penséis más de una vez-. Gracias por no recriminar una noche de fin de año sin papá –ocupado con el Ohio State vs. Clemson- y por ser pacientes ante tantas madrugadas delante del ordenador, siguiendo la maravillosa NFL. ¡Gracias por hacer lo mío, vuestro!

0 Comentarios

Normas Mostrar