Competición
  • LaLiga SmartBank
  • Copa Argentina
LaLiga SmartBank
Copa Argentina
Central Córdoba (Santiago del Estero) Central Córdoba (Santiago del Estero) CSE

-

Estudiantes Estudiantes EST

-

DETOCHO

Año Nuevo, los mismos pronósticos: Semana 17

Packers y Lions se disputan el Norte de la NFC en el encuentro más relevante de la última semana de campaña regular.

Año Nuevo, los mismos pronósticos: Semana 17
Stacy Revere AFP

Solo para desmentir los rumores que circulan, no, no estuve internado en el psiquiátrico. Pero Kanye West les manda saludos a todos y les desea una Feliz Navidad.

Estoy de regreso y aprovecho para darle las gracias a Mariano por llenar este espacio la semana pasada. No sé qué hubiéramos hecho sin su marca de 9-7, que es espeluznantemente similar a lo que yo he hecho el resto del año.

Se nos terminó la campaña regular de la mano de 2016. Un año que bajo la percepción mundial es malo. Muy malo. Se murieron leyendas, un payaso ganó la elección del país más poderoso del mundo, suben los precios, y yo sigo igual de feo.

Y pese a todo, tengo tanto que agradecer.

Gracias a Mariano y todo el equipo de AS, ahora sé lo que se siente jugar el Super Bowl.

Gracias a todos ustedes por dar clic cada semana y regalarme un ratito de su vida. Gracias por sus comentarios, me enseñan y me educan mucho más de lo que creen y sí, los leo todos aunque no siempre los responda.

Un especial agradecimiento a aquella lectora que me ayudó a cambiar mis boletos de Metallica.

Gracias a Ben Roethlisberger por el drive de la semana pasada. Gracias a Zeke Elliott por revivir la posición de running back. Gracias a Drew Brees por ser DrewFuckinBrees. Gracias a Steve Smith por una carrera de jugar con el cuchillo entre los dientes.

Gracias a Earl Thomas por dejarlo todo en el campo. Gracias a Aaron Rodgers y Tom Brady por demostrar que sí se puede tener todo en esta vida. Gracias a Derek Carr y Marcus Mariota por enseñarnos que la posición de quarterback quedará en buenas manos.

Y a los Browns, pues… gracias por participar.

Que 2017 nos traiga más touchdowns y menos lesiones. Que todos ustedes encuentren su Giselle Bundchen. Que atrapen el éxito al estilo de Odell Beckham. Que tengan la fortuna laboral de Marvin Lewis y el contrato de Brock Osweiler.

Que el año entrante le traiga a tu equipo favorito un quarterback franquicia, una defensiva dominante y un coach de primera.

Que todos los Patriots jugadores del equipo que odias, aparezcan en la portada del Madden.

Pero sobre todas las cosas, que todos tus días sean domingo de Super Bowl.

Y para despedir un año en el que nos dejaron David Bowie, Muhammad Ali, la Princesa Leia y el inventor de los mundialmente famosos vasos rojos para fiesta, una semana repleta de juegos intrascendentes.

Y ahora los pronósticos de una semana repleta de juegos intrascendentes. Disculpe usted, pero es mi obligación contractual.

Packers (9-6) en Detroit (9-6): De acuerdo, no todos los partidos son intrascendentes. Hay algunos que solo son medio intrascendentes. Este podría ser uno de ellos si pierde Washington ante los Gigantes. Pero si ganan los Skins, cuidado porque entonces es un juego a todo o nada…. Y todo apunta a que así sea.

Los Packers se juegan el cetro del Norte de la NFC por cuarto año consecutivo en la última jornada, y segunda ocasión en ese lapso ante los Lions. Detroit no necesita de ese tipo de malas noticias. Sabemos que es una franquicia maldita, que ha tenido dos súper estrellas que se han retirado prematuramente tan solo para no tener que vestir más ese uniforme.

Vamos, lo único bueno que ha salido de Detroit son Robocop y Eminem, y ambos tuvieron que sufrir trauma severo antes de alcanzar el éxito. Ahora es el momento del trauma para los Lions… otra vez.

Matthew Stafford, quien los había mantenido a flote durante toda la campaña, se lesionó hace un par de semanas y el equipo se vino abajo. La defensa, que se había mantenido estoica, se desmoronó y se comió 42 chicharos la semana anterior.

Y ahora no hay confianza en que Stafford pueda aguantar un tiroteo con Aaron Rodgers ni que la defensiva pueda evitar que Rodgers los tirotee solo. Los Packers se encendieron en el momento preciso y hay pocos guapos que los puedan detener, y los Lions no son uno de ellos.

La mejor oportunidad que tienen los Lions es arrancar una página del libro de Lawrence Taylor y mandarles chicas de moral distraída al hotel de los Redskins, pedirle a todos los Dioses, antiguos y nuevos, un triunfo de los Giants y tomar el premio de consolación que representa el wild card.

Si el destino de los Lions queda en mano de los propios Lions, pues solo me queda pensar en Robocop… cuando era el agente Murphy. Packers por 7.

Patriots (13-2) en Miami (10-5): ¿Se acuerdan del triunfo de los Dolphins ante Pats en Miami en la última semana de la campaña anterior que, en retrospectiva, terminó costándole a New England el pase al Super Bowl? Pues Bill Belichick también.

Eso son pésimas noticias para los Dolphins, en un año en el que los Pats están empeñados en enviar un mensaje lleno de palabras altisonantes al resto de la NFL.

Nueva Inglaterra tiene que salir a ganar para asegurar permanecer en Foxboro durante todos los playoffs, mientras que los Dolphins solo tienen la aspiración de cambiar lugares del wild card con los Chiefs, y eso si Kansas pierde ante San Diego.

Luego de haber perdido a Ryan Tannehill por lesión, Adam Gase sería inteligente si guarda a Jay Ajayi, Jarvis Landry e incluso al mismo, gulp, Matt Moore, para un partido trascendente la próxima semana en Pittsburgh y realizar un control de daños.

Sí es un duelo divisional y hay orgullo de por medio, pero los Dolphins no tienen nada que probar si se ponen a intercambiar golpes con Mike Tyson.

Poner a tus mejores jugadores en el campo no te garantiza la victoria, sin importar que vengas de nueve triunfos en tus últimos 10 juegos, aunque solo uno de ellos (Steelers) haya finalizado con marca ganadora.

Tal vez Gase quiera ver cuál es el verdadero nivel de su equipo antes del partido más importante para la franquicia en los últimos ocho años, tal vez quiera mantener a un equipo joven concentrado y en ritmo. Y tal vez le cueste muy, muy caro. Pats por 9.        

Raiders (12-3) en Denver (8-7): La situación de los Raiders me recuerda ese meme, de “Cuando ya pasó el Día de los Inocentes y tu secretaria sigue embarazada”…. Simplemente no logran superar el hecho de que Derek Carr no volverá este año.

Y si no lo superan, si siguen aferrados al pasado y no al futuro, su primer viaje a playoffs desde 2002 será más breve que la carrera de JaMarcus Russell.

Por otro lado, también circula un meme en internet que hace comparativos entre los actuales Raiders y los Giants de 1990 que ganaron el Super Bowl de la mano de Jeff Hostetler… y también hay fotos mías junto a Scarlett Johansson que juro no son obra del Photoshop, así de inocentes se ven.

Matt McGloin no es Hostetler, ni siquiera es Trent Dilfer o Matt Hasselbeck. Es un quarterback con marca de 1-5 como titular en tres años en la liga con 11 pases de touchdown y 11 intercepciones. Esperar que McGloin mantenga a Oakland con vida hasta un posible regreso de Carr en el Super Bowl es… inocente, para no herir susceptibilidades.

Sin embargo… los Broncos están peor. Son un equipo echado, dividido, lesionado y con problemas mucho mayores a futuro como para ponerse a pelear un partido que no tienen que pelear.

Hay mucha fricción en el vestidor, el coach Gary Kubiak sopesa el retiro por problemas de salud, el líder del equipo será operado el viernes y su carrera está en riesgo y la ofensiva tiene la movilidad de la Vetusta Morla. Eso sin tomar en cuenta el oscuro panorama rumbo a 2017 a nivel gerencial y financiero.

Eso se traduce en que McGloin, de entre todos, tiene una posibilidad.

Jack del Rio ha hecho un excelente trabajo inyectándole orgullo e identidad a un grupo joven, y con eso debería ser suficiente para ganar un partido que les urge ganar. La semana de descanso sería lo mejor que le pudiera pasar a los Raiders de Oakland.

Y si hay un equipo al que los Broncos odian más que a los Raiders es a los Chiefs, no les van a hacer ningún favor. No digo que el juego esté arreglado, solo digo que se han visto cosas más raras. Raiders por 2.

Y como ya tengo que ir a comprar el alcohol para la fiesta de Año Nuevo: TurboPicks!

Browns (1-14) en Pittsburgh (10-5): Si el 2016 fue un año malo en general, imagínense para los Browns. Steelers por 3.

Ravens (8-7) en Cincinnati (5-9-1): Los Bengals desconocen la palabra dignidad, como prueba, el anuncio de que regresa Marvin Lewis. Ravens por 6.

Texans (9-6) en Titans (8-7): En palabras de Marcus Mariota: Que mala pata. Titans por 4.

Panthers (6-9) en Tampa Bay (8-7): Jameis Winston y Cam Newton en un mano a mano para decidir de una vez por todas quién despliega el peor lenguaje corporal. Panthers por 3.

Jaguars (3-12) en Indianápolis (7-8): Este juego es… no, olvídenlo. Colts por 4.

Bears (3-12) en Minnesota (7-8): Sí, también olvídenlo. Vikings por 2.

Bills (7-8) en NY Jets (4-11): EJ Manuel contra Ryan Fitzpatrick. Nosotros tendremos resaca, ¿cuál es su excusa? Bills por 5.

Cowboys (13-2) en Filadelfia (6-9): Luego de todo lo malo que ha ocurrido en 2016, este año nos debe un ‘Buttfumble’ de Sanchez. Sería lo justo. Eagles por 4.

Saints (7-8) en Atlanta (10-5): Este juego va a tener más puntos que los genitales de Charlie Sheen. Falcons por 6.

Giants (10-5) en Washington (8-6-1): Sin nada en disputa, sería buen momento para averiguar si Ryan Nassib puede perder balones tan bien como Eli. Skins por 5.

Cardinals (6-8-1) en Los Angeles (4-11): Los Rams son lo peor que le pasó a Los Ángeles desde O.J. Simpson. Cards por 9.

Chiefs (11-4) en San Diego (5-10): Solo hay algo peor para el karma que poner a tu tacle nariz a lanzar pases de touchdown a dos minutos del final de un juego decidido, y eso es perder con los Browns. Chiefs por 7.

Seahawks (9-5-1) en San Francisco (2-13): San Francisco del altar, que al otro día los 49ers puedan caminar. Seahawks por 14.

Eliminator/Survivor: Green Bay. Y si no le gusta a Stafford, que me levante el dedo medio. ¿Cómo? ¿No puede? Oops.

La semana pasada (cortesía de Mariano): 9-7

En la temporada: 133-84-2