Competición
  • Champions League

Colts 17 - Texans 22

Los Texans corren por encima de los Colts camino de playoffs

El equipo de Houston continua con su total dominio de la AFC Sur en duelos directos con un juego que no necesitó de su quarterback.

Los Texans corren por encima de los Colts camino de playoffs
Michael Hickey AFP

No muchos equipos son capaces de ganar en esta liga si hacen cuatro viajes a la red zone y salen de ellos con tan sólo un touchdown anotado. Tampoco hay muchos equipos capaces de ganar en esta liga si su quarterback lanza para 147 yardas, una intercepción y sólo 14 pases completados de 24 intentados. La verdad es que no sé cuantos serían capaces de salir de un partido así con el triunfo, pero apostaría a favor de los Hosuton Texans si son estos los protagonistas y delante tienen a algún rival de la AFC Sur.

Porque los Texans son un equipo capacitado para vencer con la carrera y con la defensa, y mucho más aún si es ante los Jacksonville Jaguars, los Tennessee Titans o, como es el caso que nos ocupa, los Indianapolis Colts, a los que arrancó un muy valioso 17 a 22 en un partido que cumplió con casi todos los tópicos imaginables entre ambos.

Tópico número uno: los Texans son un buen equipo defensivo. Dejaron a los Colts en 17 puntos, y eso teniendo en cuenta que en tres drives clave, en los tres que anotaron, se vieron obligados a ejecutar jugadas milagrosas que les salvaron, con perdón el culo. Ya fuesen un par de pass interferences o ya fuese una acrobacia de T.Y. Hilton tras varios rebotes, los de Indianapolis sudaban tinta china sólo para avanzar un poquito.

Tópico número dos: los Texans corren para ganarte. Sí. Y para mantener el momentum del partido. Porque el único touchdown de los de Houston fue de Lamar Miller y porque el corredor se fue a las 107 yardas... en 21 carreras; Alfred Blue aportó otras 55. Además, y probablemente en lo que fue el momento clave del encuentro, cuando más presionaban los Colts en plena remontada, fueron capaces de seguir corriendo en el último periodo para matar las ilusiones y las ansias de sus rivales.

Tópico número tres: los Texans aprovechan sus opciones. Esto es cierto si nos ceñimos a que no se vuelven locos en cuartos downs o jugadas de fantasía que busquen los siete puntos en vez de los seguros tres. Luck, al que le forzaron dos intercepciones, y el resto de los Colts, a los que quitaron un fumble, vieron como todos sus errores les llevaban a 'sólo' sufrir field goals en contra. Vale. Sí. Pero hasta en cinco ocasiones, lo que, echad cuentas, suma quince enormes puntos.

Tópico número cuatro: los Texans ganan pese a su QB. Brock Osweiler, de nuevo, tuvo un partido que en nada ayuda a levantar las sospechas que recaen sobre su persona. Cuando se le pidió ser importante, Houston sufrió. Cuando se le pidió dar el balón a los corredores, Houston respiró. Nada más que añadir.

Tópico número cinco: Andrew Luck está sólo. Y, bueno, dejad que me contradiga un poco. Porque, aún y con la buena defensa de Houston delante, Luck pudo presumir de una OL que nada tiene que ver con la del año pasado o con la que comenzó la temporada. No. Ya es confiable y hasta cierto punto notable.

Tópico número seis: los Texans ganan siempre a la AFC Sur. Con este triunfo limpian la temporada con los Colts, derrotados en dos ocasiones, y aumentan a nueve el número de partidos seguidos que han celebrado frente a sus tres rivales directos en la NFL.

Tópico número siete: los Texans van a los playoffs, el resto de la AFC Sur ve los partidos de enero desde casa. Es muy pronto para esto, que quedan tres jornadas y los Titans tienen el mismo récord de 7-6 que Houston, pero, vaya, en camino de ello vamos.

Serán tópicos, que no digo yo que no, pero no me negaréis que no son precisos.

ESTADÍSTICAS COMPLETAS DEL PARTIDO.