Oakland Raiders

Fin del debate: Derek Carr es el MVP de la temporada NFL

El quarterback de los Oakland Raiders debería ser el único candidato a obtener la distinción de MVP en la temporada 2016 de la NFL.

El quarterback de los Oakland Raiders debería ser el único candidato a obtener la distinción de MVP en la temporada 2016 de la NFL.

¿Se acuerdan cuando los Browns tomaron a Johnny Manziel por encima de Derek Carr? ¡Cómo olvidarlo! Ha sido uno de muchos grandes momentos de comedia involuntaria provenientes de Cleveland.

Lo triste es que, aún con lo bueno que es Carr, creo que los Browns lo hubieran transformado a él y no al revés, como se suponía que debía pasar.

Pero Carr no esquivó una bala al evitar ir a Cleveland en el reclutamiento colegial de 2014, esquivó dos: la tercera selección global fue para Jacksonville, que tomó a Blake Bortles, y ya sabemos cómo va eso también.

Está claro que el destino de Carr en esta vida terrenal de la NFL no era el fracaso. Incluso cuando unos Raiders que no conocían una temporada ganadora desde 2002 apostaron por Carr, el quarterback de Fresno State sabía que la situación podía ser peor. Mucho peor.

Pudo haber caído en unos Raiders aún bajo control de Al Davis y eso hubiera significado ir al limbo. Pero desde que Reggie McKenzie se hizo cargo de las operaciones del equipo en 2012, Oakland tiene una idea de que hacer en el draft y le está rindiendo frutos.

Ninguno más grande que Carr, quien apenas en su tercera temporada en la liga DEBE ser el MVP. No hay discusión, es más ni siquiera debería haber otros candidatos.

Habrá quien me diga que el quarterback de los Patriots tiene credenciales. No, no las tiene. Se perdió cuatro juegos por suspensión. Punto.

“Dak has your back”, “Feed Zeke”, gritarán los Cowboys. Pero si tu equipo tiene dos candidatos a Jugador Más VALIOSO es porque entonces ninguno de ellos cumple con la palabra clave en la distinción: Valor.

En cambio Carr tiene a Amari Cooper, le inyectó vida a un Michael Crabtree en agonía y no tiene mucho más. Al menos en el costado ofensivo.

Y así, sin nadie que le robe los reflectores, con la pesada loza de un equipo hambriento de triunfos completamente sobre sus hombros, Carr sigue iluminando el Hoyo Negro.

Esta temporada ya igualó su total de triunfos de los primeros dos años… combinados. Tiene 24 touchdowns a cambio de solo cinco intercepciones. Y más importante que otra cosa, tiene 6 ofensivas para ganar el partido en el último cuarto, tan solo en 2016.

No se puede ser mucho mejor que eso. John Elway tuvo nueve remontadas de último cuarto en sus primeras tres temporadas, John Elway siete, Dan Marino seis, Peyton Manning nueve, Tom Brady 10, Aaron Rodgers tiene 10 en toda su carrera. Carr tiene 11 en sus primeras tres temporadas.

El chico sabe ganar los partidos, sabe qué hacer con el balón, en manos de quién ponerlo y no aprieta el botón del pánico, por decirlo de alguna manera es la imagen bizarra, el completo opuesto de su hermano David.

Todo eso mientras le da un vuelco a una franquicia que iba en picada. Si eso no es Valor, si eso no es digno de un MVP, entonces amigos míos, no sé qué pueda serlo.