BOXEO

Nicolás González reabre el Palacio para su ‘asalto mundial’

El púgil buscará el cinturón Intercontinental de la WBA en un combate en el Palacio de los Deportes de Madrid. Una victoria le pondría muy cerca de disputar el título mundial.

 Nicolás González saltando al ring en su última pelea.
EMILIO COBOS DIARIO AS

En el año 2001 gran parte de la memoria del deporte español quedó reducida a cenizas. El día 28 de junio las llamas devoraron el Palacio de los Deportes, un recinto sagrado para el deporte español, donde tantas gestas fructificaron. Muchos deportes vieron como su ‘templo’ se esfumaba, pero en especial el boxeo contempló como el gran referente, el Madison Square Garden español, se despedía. En la memoria de los aficionados quedarán para siempre las gestas de los Velázquez o Carrasco, quienes daban alegrías a un país sumido en la más absoluta pobreza. Tras su reconstrucción (año 2005) muchos deportes dieron alegría al nuevo Palacio, pero no fue hasta 2013 cuando se volvió a colocar un ring de boxeo. 5.000 personas asistieron al espectáculo, pero desde ese momento el Palacio volvió a quedar desierto del ‘noble arte’.

Ahora, casi cuatro años más tarde de esa última vez, Nicolás González (20-1, 15 KO) y su promotora, Guantes de Lobo, vuelve a situar al Palacio de los Deportes dentro del mapa pugilístico español. Este madrileño buscará a finales del mes de enero el campeonato intercontinental de la Asociación mundial de Boxeo (WBA, por sus siglas en inglés), un título que de ganarlo lo colocaría entre los diez boxeadores del mundo en esa asociación. Puesto que le abriría las puertas del Mundial WBA, ostentado por el escocés Ricky Burns (41-5-1, 14 KO).

El 2016 de Nicolas González ha sido una montaña rusa. Ganó el WBC Intercontinental, después sufrió su primera derrota por el Europeo y en el segundo combate tras ‘su regreso’ ganó un título IBF. Ahora, sueña con convertirse en el decimotercer boxeador español en alzarse con un campeonato del mundo, aunque ese camino no será fácil. TNT, como es apodado, se medirá a Jaider Parra (27-2-1. 18 KO), por ese título. El venezolano será un hueso duro de roer. Cuenta con una experiencia mayor, de hecho sus dos únicas derrotas han llegado en la disputa de un título mundial, y aunque no es un gran pegador, tiene mucha movilidad y cuenta con una dinamita importante en sus guantes. Pese a ello, Nicolás González confía en su rapidez, tanto mental como física, y en su potente pegada para salir victorioso.

Nicolás González en su último combate ante Nelson Altamirano.

Nicolás González sobre su ‘debut’ en el Palacio: “No me da vértigo, me ilusiona”

Nicolás González derrocha tranquilidad en cualquier situación. Una mesura que no pierde a la hora de hablar de su próximo reto. TNT es consciente de lo cerca que está de su sueño, pero no quiere perder la cabeza. “Divisamos el Mundial a lo lejos, es un buen momento para estar centrado, trabajar fuerte y disfrutar de lo que viene, que serán grandes peleas”. Esa misma templanza tampoco la pierde al pensar en el lugar dónde buscará su próximo cinturón. “Pelear en el Palacio no me da vértigo, me ilusiona mucho. Nunca peleé ahí, estuve en la última velada que se hizo y es un sitio mágico”, afirma.

Por otra parte, el madrileño tiene claro que cuanto mayor sea el reto más posibilidad hay de que llegue una nueva derrota, algo que no le preocupa, Nico González sólo busca responder al público. “Aunque hayamos tenido un traspiés, es uno de los pasos del aprendizaje, llevo una carrera muy rápida contra buenos rivales y creo que es lógico que pueda haber un traspiés. Como en otras ocasiones he avisado estoy dispuesto a asumir retos y obviamente pueden seguir llegando derrotas, no pasa nada, hay que seguir para delante, seguir aprendiendo. Yo lo único que quiero es estar a la altura siempre y seguir aprendiendo para dar la talla en todas las peleas”, concluye confiado el coaspirante al título Intercontinental WBA.