Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Liga Endesa ACB
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Holandesa
Liga Endesa ACB
Joventut Badalona JOV

-

Movistar Estudiantes EST

-

FINALIZADO
Casademont Zaragoza ZAR

84

Retabet Bilbao BLB

61

FINALIZADO
Morabanc Andorra AND

87

San Pablo Burgos BUR

74

Liga Holandesa
EN JUEGO
AZ Alkmaar AZ Alkmaar AZ

2

Heerenveen Heerenveen HEE

4

EN JUEGO
Waalwijk Waalwijk WAA

1

Ajax Ajax AA

2

EN JUEGO
Twente Twente TWE

0

Willem II Willem II WII

1

Utrecht Utrecht UTR

-

PSV PSV PSV

-

VVV-Venlo VVV-Venlo VVV

-

Vitesse Vitesse VIT

-

Browns 9 – Steelers 24

Los Steelers superan con pocos apuros el trámite de Cleveland

La conmoción cerebral de un inoperante Kessler dio algo de vida en los últimos minutos a unos Browns que cabalgan imparables hacia la temporada imperfecta.

Los Steelers superan con pocos apuros el trámite de Cleveland
Gregory Shamus AFP

En Cleveland amenazaban con nieve pero solo hubo ventarrón. Y de entrada se adaptaron a él mucho mejor los Steelers que los Browns. Once de sus primeras trece jugadas ofensivas fueron carreras de LeVeon Bell, o pases cortos de seguridad al corredor, que literalmente se puso los botas sin que los locales supieran cómo pararlo.

Sin embargo, ese dominio del juego a campo abierto no se reflejaba en el marcador, porque los Steelers se colapsaban en la zona roja después de consumir casi 10 minutos en sus dos primeras serie del partido. El dominio absoluto solo tenía un premio de seis puntos. Quizá no cabía justicia a lo que estaba sucediendo en el partido, pero tampoco parecía preocupar a los ‘Señores de Acero’, que dominaban el partido a placer.

El ataque de los Browns era menos que anémico. Prácticamente inexistente. Kessler no tenía un segundo para pasar, era presionado en cada jugada y no recibía ninguna ayuda de Isaiah Crowell, que después de cinco carreras infructuosas se fue a la banda, aparentemente castigado por un disgustado Hue Jackson. La primera serie ofensiva de los Browns terminó con intercepción y prácticamente no vimos nada más de ellos en la primera mitad, que acabaron con 79 yardas totales.

El premio al trabajo de los Steelers llegó con el tiempo del segundo cuarto vencido. Big Ben intentó conectar con Antonio Brown sin conseguirlo, pero una interferencia de Haden le dio una jugada más Pittsburgh. En vez de intentar el field goal con el reloj a cero, fueron fieles a su mentalidad agresiva y les salió bien. LeVeon Bell conseguía el touchdown y Johnson la conversión de dos. El 0-14 que señalaba el marcador al descanso sí hacía más justicia al trabajo de ambos equipos.

Los Steelers decidieron tomarse la segunda mitad con calma. Dos anotaciones contra los Browns son margen suficiente, y no era el día para florituras. Respondieron a un field goal de Cleveland (14-3) con otra serie larguísima de más de ocho minutos que terminó con otra patada entre palos (17-3). El tercer cuarto se acababa, y pare´cia que el choque no tendría más historia.

Sin embargo, los Steelers se complicaron la vida con un golpe feísimo de Timmons a Kessler, que sacó del partido al quarterback, con una conmoción cerebral, y que fue sustituido por Josh McCown. El novato no había dado pie con bola. Parecía más preocupado de que la defensa de Pittsburgh dejara de golpearle que de completar pases, en otra actuación inaceptable de la línea ofensiva de los Browns. Pero McCown entró en el partido como un torbellino. Su primera serie dirigiendo el ataque despertó a los suyos, y terminó con un pase para touchdown a Barnidge, aunque el extra point no entró entre palos en una semana fatídica para las conversiones de un punto en la NFL (9-17).

Los Browns estaban a una anotación con conversión de dos y en Pittsburgh comenzaban a cundir los nervios. Un partido que tenían totalmente controlado se les estaba complicando demasiado. Dos tres y fuera de su ataque acrecentaron la sensación de peligro, aunque al final, los Browns volvieron a ser los Browns, y perdieron todas sus opciones de forma miserable.

Josh McCown, el mismo que le había dado la vida a su equipo con su irrupción en el último cuarto, sufrió un sack en la yarda dos y perdió el control del balón. Hargrave, lo recuperó en la end zone de los locales para conseguir la anotación que sentenció el partido (9-24).

Los Steelers superaron el trámite sin muchos problemas y los Browns, con otro quarterback lesionado durante el partido, siguen caminando con firmeza hacia la temporada imperfecta.

ESTADÍSTICAS COMPLETAS DEL PARTIDO