BALONMANO FEMENINO

Alcobendas apunta al póquer español en la Challenge Cup

Este sábado (17:00) disputa su primer partido europeo en casa, frente al Kumanovo de Macedonia, al que ganó en la ida por seis goles (17-23)

Madrid
Alcobendas apunta al póquer español en la Challenge Cup
Angel Rivas

En el Pabellón de los Sueños de Alcobendas se espera una jornada festiva el próximo sábado, porque el equipo femenino disputa su primer encuentro europeo en casa. En su historial figuran dos eliminatorias continentales, pero en ambas ocasiones (Dinamarca y Suecia) jugó las eliminatorias a domicilio, y en las dos últimas temporadas, además, renunció a jugar en Europa por no poder asumir el gasto. Esta edición, con la ayuda extra de Rafael Hoteles, no sólo participa en la Challenge Cup, sino que disputa la vuelta en casa y tiene en sus mano la clasificación para la siguiente ronda, en la que ya están clasificados el Rocasa, el Zuazo y el Guardés.

"Nosotros también estamos capacitados para pasar. Ahora que hemos visto al Kumanovo, sí puedo decir que tenemos mejor equipos que ellos", asegura Félix García, el entrenador del equipo madrileño.

Salvo catástrofe, el 17-23 de la ida tiene que ser decisivo. "Fuimos a jugar a ciegas, porque ni encontramos vídeos ni referencias, salvo algunos informes de entrenadores españoles, pero nos salió un buen partido ante un rival muy joven, sin jugadoras conocidas, y todas del país", admite Félix, que también espera que el partido "sea un revulsivo para el Alcobendas en la Liga, y le sirva para despegar".

Jugará el nuevo fichaje del equipo, la canaria Carmen Sánchez, central del Cleba León que regresaba a Lanzarote, y que ha recalado en Madrid para suplir a la lesionada Emma Boada, estrella del equipo, baja para toda la temporada. "Carmen nos da juego colectivo, impone orden al juego", asegura el entrenador, que espera ir recuperando a Mónica Ausas y a Teresa Francés, "que ahora, por sus problemas físicos, sólo pueden jugar en defensa".