Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Liga Endesa ACB
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Holandesa
LaLiga Santander
LaLiga SmartBank
Lugo Lugo LUG

-

Huesca Huesca HUE

-

Liga Endesa ACB
Casademont Zaragoza ZAR

-

Retabet Bilbao BLB

-

Morabanc Andorra AND

-

San Pablo Burgos BUR

-

Joventut Badalona JOV

-

Movistar Estudiantes EST

-

Serie A
Liga Holandesa
Waalwijk Waalwijk WAA

-

Ajax Ajax AA

-

AZ Alkmaar AZ Alkmaar AZ

-

Heerenveen Heerenveen HEE

-

Twente Twente TWE

-

Willem II Willem II WII

-

VVV-Venlo VVV-Venlo VVV

-

Vitesse Vitesse VIT

-

Utrecht Utrecht UTR

-

PSV PSV PSV

-

NFC Sur desde dentro

¿Qué sucede con Carolina Panthers?

El campeón de la Nacional ha perdido más partidos esta temporada que en todo el 2015. ¿Tiempo de pánico o llamada de atención?

¿Qué sucede con Carolina Panthers?

Todo mundo podía suponer que repetir una temporada como la que tuvieron el año pasado no sería una empresa fácil. Sin embargo, pocos pensábamos ver sufrir tanto a Carolina en el inicio de esta temporada.

En los 16 juegos de la campaña regular de 2015,sufrieron 1 derrota. En 3 juegos llevan 2 y si, han sido contra dos de las mejores defensas de la liga (sino las mejores) pero no todo ha sido mérito del rival, Carolina también ha puesto de su parte.

La masacre a Cam

Si alguien esperaba que Carolina retomará en donde se quedó la temporada anterior, tuvo razón. El último juego fue una masacre por parte de Denver en el Super Bowl y eso no ha parado este año. La línea ofensiva de Panthers ha sufrido demasiado en este inicio.

Ante Denver, Cam sufrió 17 golpes, unos cuantos directo a la cabeza y lo cual provocaron que el MVP estuviera en riesgo en algún momento. Esta semana fue la defensa de Vikings la que se aprovechó de la línea ofensiva de Carolina: 12 golpes, incluídas 8 capturas.

Michael Oher (tackle izquierdo) y Mike Remmers (tackle derecho) han estado considerablemente debajo de su nivel. Oher, por ejemplo, permitió 3 capturas vs Minnesota y nuevamente Cam tuvo que abandonar el juego por un momento por motivo de los golpes recibidos. De hecho ésta es una tendencia en Carolina, pues ningún QB ha sido más castigado que Cam Newton desde 2011 (año en que Cam entró a la NFL).

Consecuencias de una mala línea

Las derivaciones del bajo nivel de la línea ofensiva en este año, van más allá de los golpes recibidos por Cam. Por ejemplo, la presión que recibió vs Minnesota le impidió tener tiempo para ubicar a sus receptores. Cuantificando la apreciación: Kelvin Benjamin tuvo 1 target y 0 recepciones vs Minnesota. Producto de la gran presión que generó Vikings.

Aquí cabría el argumento de que Panthers ha tenido que enfrentar a las mejores defensivas y aunque nadie resta mérito a Vikings y Broncos, Carolina sufrió más de lo esperado ante San Francisco, ejemplo de que el Campeón de la NFC no es el mismo del año anterior.

Kelvin Benjamin ha lucido sumamente bien en su regreso a los emparrillados, sin embargo, el resto de receptores no ha sido efectivo, no ha creado separación de sus marcadores y esto dificulta la tarea de Cam. De hecho, Benjamin tampoco ha conseguido una separación notable, pero él cuenta con un portentoso físico que le permite ganar los pases 50/50.

Todo esto se suma a las pobres lecturas que Cam ha hecho sobre las defensas rivales (él mismo lo ha reconocido así aceptando que no supo que hicieron los Vikings para frenarlo así) y el resultado da un equipo con 2 derrotas y que deja sensaciones de debilidad tras haber sido implacables hace un año. Afortunadamente todos saben que lo están haciendo mal y que deben mejorar (alarmante si no lo hubieran hecho).

Ron Rivera aceptó que él es el primero que debe buscar variantes y otros planes para dar respuesta a los rivales cuando han descifrado su plan original. Mike Shula, coordinador ofensivo, también aseguró que ya trabaja en un nuevo plan para hacer su ofensiva temible una vez más. El mismo Cam aseguró que no volverá a permitir que Kelvin Benjamin tenga otro juego con 0 recepciones.

Si algo ha sabido hacer Carolina en los últimos años es reinventarse. Identificar y rectificar. Afortunadamente está en una división bastante accesible, tiene un front seven que sigue dominando y cuenta con el MVP del 2015. Razones suficientes para creer que pueden darle la vuelta a esta situación.