Houston Texans

J.J. Watt, el mejor defensa de la NFL, se rompe para todo el año

La espalda, que se operó durante la pasada offseason, ha dejado K.O. al jugador emblema de los Houston Texans y deja un hueco imposible de llenar.

0
J.J. Watt, el mejor defensa de la NFL, se rompe para todo el año

La peores noticias se han confirmado: J.J. Watt ha recaído de su lesión de espalda y los Houston Texans, su equipo, le han incluido en la 'reserva de lesionados' oficial de la franquicia. Lo que esto significa es que podrá volver dentro de ocho semanas, como poco, pero lo más probable es que esté fuera para todo el año.

J.J. Watt es la gran estrella de los Texans. El línea defensivo está considerado no sólo el mejor defensa de la liga sino uno de los mejores de todos los tiempos. En sus cinco años en la NFL ha acumulado estadísticas y, mucho más importante, actuaciones que le ponen a la altura de leyendas como Reggie White.

Durante la pasada offseason tuvo que operarse por molestias en su espalda. En concreto, de una hernia discal. Los plazos de recuperación indicaban, con lógica en la mano, que no estaría para el comienzo de la temporada. Pero Watt apuró al máximo para estar en la semana uno en el campo. 

El pasado jueves, frente a los New England Patriots, agravó sus dolores de espalda y el equipo ha tomado la traumática decisión de incluirle en la 'reserva de lesionados' hoy mismo, un par de días antes de revaluar la zona dañada para decidir si hay que operar de nuevo o no.

Durante las tres semanas de competición, J.J. ha sido una sombra de sí mismo. Le ha podido su pasión competitiva, pero ésta ha resultado muy perjudicial tanto para él como para el equipo. El beneficio ha sido nulo y el riesgo, como ahora se ve, máximo.

Watt no se había perdido ni un sólo partido en sus cinco años como profesional. Ha ganado tres veces el premio a jugador defensivo del año. Además, su carisma es incuestionable y su imagen una de las más cotizadas y apreciadas de toda la NFL.

Los Houston Texans marchan 2-1 en la competición. Eran, y siguen siendo, los grandes favoritos para ganar su división, la AFC Sur, y clasificarse para playoffs. Pero, una vez allí, sus aspiraciones reales han sufrido un golpe monumental, pues es difícil imaginarles compitiendo por el anillo sin su mejor jugador en el campo.