Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores

GIMNASIA RÍTMICA

Plata para la rítmica, que vuelve al podio 20 años después

El equipo español brilló en Río (35.766) y solo le superó Rusia, que falló en cintas pero que lo clavó en el mixto (36.233). España ya suma 15 medallas.

RTVE

No hizo falta ver la puntuación de los jueces. Las lágrimas de las entrenadoras Ana Baranova y Sara Bayón, la sonrisa y emoción de las cinco gimnastas españolas y la ovación del público después de completar un brillante ejercicio mixto, a ritmo de flamenco y sin grandes errores, eran de medalla. De una medalla ganada a pulso para unas chicas que han vivido para este deporte siendo niñas y que saborearon la amargura en Londres, con ese cuarto puesto tan cruel. El subidón cuando vieron el 17.966 (35.766) se comprobó en sus sonrisas, imposibles de desdibujarse en la mañana lluviosa y fría de Río.

La plata guarda un valor incalculable pero también un punto de rabia. “Ohh, España”, se escuchó en el pabellón cuando el equipo ruso las adelantó con una puntuación de 18.633 en el ejercicio mixto (36.233 en total). El equipo hegemónico en la rítmica, ganador de los últimos oros salvo en Atlanta '96 cuando lo ganó España, se lució en la segunda rotación pero cometió errores en la primera y en la jornada preliminar. La regularidad española obtuvo menos premio que la dificultad de los ejercicios rusos, más valorados por los jueces. Bulgaria empató con España, pero se colgará el bronce pues recibió peor nota en ejecución. Las italianas se llevaron una decepción (35.549).

Poco le importó al equipo de Baranova y Bayón ser el primero en salir al tapiz en la jornada final. Las chicas controlaron el factor emocional, y empujadas por el público, sacaron su duende para liderar la prueba desde el primer momento: 17.800. A ritmo de samba, las españolas fueron las reinas del Carnaval en el Parque Olímpico, realizando una rutina impoluta, maestra, una vez más, demostrando un poso adquirido en los últimos años.

Mejorando la nota de la preliminar, la rítmica española adelantó a una Rusia fallona. Si en la competición individual se han mostrado intratables (oro y plata), en equipos han abierto una puerta por la que se ha intentado colar España, Italia y Bulgaria. Sus 17.600 en un ejercicio de cintas con algún que otro error las penalizó, aunque no tanto como se esperaba. En el ejercicio de cintas, Bulgaria se colocó segunda (17.700), reafirmando su candidatura al podio. El ejercicio mixto ordenó las posiciones. Rusia, España y Bulgaria. La campeona de siempre y los dos mejores equipos junto a las italianas de este campeonato.

Veinte años después de la medalla de oro en Atlanta, la rítmica española regresa a un podio olímpico por la puerta grande. Un broche para Sandra Aguilar, Artemi Gavezou, Elena López, Lourdes Mohedano y Alejandra Quereda.

Cinco chicas que ya pueden presumir que son de plata, un momento inolvidable que compensa una vida dedicada a ello.