BOXEO

Klitschko denunciará a Fury ante el retraso de su revancha

El boxeador ucraniano tomará acciones legales contra el británico y su equipo a causa de los múltiples retrasos que está sufriendo su combate.

0
Klitschko denunciará a Fury ante el retraso de su revancha
Twitter

La revancha entre Vladimir Klitschko y Tyson Fury comienza a tomar tintes de culebrón. El combate sigue sin tener una fecha fija, lo que ha provocado que el boxeador ucraniano haya decidido pasar a la acción y emprender medidas legales por problemas en la regulación de su contrato. Fury derrotó a Klitschko el pasado 29 de noviembre, poniendo fin a su reinado e infligiendo así la primera derrota al campeón en 11 años.

Klitschko se había guardado una opción de revancha inmediata, por ello, ambos habían firmado pelear el 9 de julio. Un combate que se pospuso debido a una lesión de Tyson Fury. Ante ese contratiempo, del que el británico ya está recuperado y ha comenzado a entrenarse de nuevo, se decidió posponer la pelea hasta el otoño. En concreto, según afirma el boxeador ucraniano, el 29 de octubre. Fecha que sigue acercándose en el calendario y que todavía no se ha concretado.

Por ello, el ucraniano 'se ha visto obligado' a acudir a los tribunales, según afirmó en su cuenta de Twitter. "Desgraciadamente, el equipo de Fury ha intentado varias veces cambiar los términos del contrato ya firmado y eso se repite sin cesar. Para proteger mis derechos y para que la revancha tenga lugar, estoy forzado a ir al tribunal", afirmó. En esa misma línea, su agente, Bernd Boente, acusa al equipo de Fury de retrasar la firma. “Continuamente hay reclamaciones de múltiples tipos por parte del lado de Fury, pero nosotros tenemos un contrato válido de acuerdo con la ley alemana y reclamaremos su cumplimiento”, asegura.

Según publica la prensa británica el principal punto de la discordia es el posible positivo por dopaje del campeón. Ya que Klitschko quiere que los controles los realice la AMA (Agencia Mundial Antidopaje) debido a los contenciosos que tiene en marcha Fury contra la Agencia Antidopaje de Reino Unido (UKAD). Según esa institución el inglés dio positivo el pasado mes de febrero, aunque no está suspendido porque la decisión definitiva se dará en noviembre. Una decisión que el púgil ha llevado a los tribunales

La idea de los promotores del campeón es retrasar la firma del nuevo combate hasta que se aclare ese posible positivo, motivo que no gusta al excampeón, quién se muestra ansioso por volver a medirse al británico. De ahí ese movimiento en los tribunales, para así intentar forzar al británico y a su equipo a rubricar cuanto antes una nueva fecha.