VELA

Un mal día deja a la vela española sin medallas

Támara Echegoyen y Berta Betanzos acabaron cuartas en la general. Diego Botín y Iago López terminaron en novena posición en la categoria de 49er.

Un mal día deja a la vela española sin medallas
REUTERS

Una decepción mayúscula. Tamara Echegoyen y Berta Betanzos arruinaron con un muy mal último día su magnífica actuación en estos Juegos Olímpicos y dilapidaron así todas sus opciones de medalla.

La última regata se planteaba como un duelo a cuatro. Habida cuenta de la máxima igualdad en la clasificación general, la que quedase primera entre España, Dinamarca, Nueva Zelanda y Brasil se coronaba campeona en la Marina da Gloria. Y finalmente ganaron las anfitrionas, espoleadas por un numerosísimo público que se congregó en la playa para animarlas.

La manga final no se dio nada bien para la pareja formada por Echegoyen y Betanzos, que pensaban hacer valer su experiencia (ya habían sido olímpicas en Londres) para batir a todas sus contrincantes. No fue posible por culpa de una mala salida y porque se equivocaron en la toma de decisiones. Conforme se fueron acercando al final, la regata se les fue complicando hasta el punto de que arribaron séptimas al término del recorrido.

Hubo momentos en los que eran bronce e incluso plata, pero las danesas les rebasaron a tiempo para arrebatarles una de las plazas del podio. La sensación de decepción fue enorme. La vela española se va de vacío de unos Juegos Olímpicos por vez primera desde Sidney 2000. Ni la favorita Marina Alabau ni el dueto formada por la cántabra y la gallega han podido adjudicarse alguno de los metales. En el caso del 49er, habían completado una tarjeta de excepcionales registros desde el primer día, pero pincharon justo en la hora de la verdad, en la regata que repartía los premios.

Los regatistas españoles Diego Botín e Iago López concluyeron en novena posición su participación en la clase 49er, a las puertas de conseguir diploma olímpico, después de finalizar la 'Medal Race' en sexta posición, mientras que los neozelandeses Peter Burling y Blair Tuke se colgaron el oro.

Echegoyen: "Sería ridículo no llorar en este momento"

"Lo único es que Berta -Betanzos, tripulante del FX- y yo dimos todo
lo que pudimos y me voy a casa contenta por haber luchado hasta el último
metro, que no muchos lo pueden decir.Independiente de una medalla o no, del futuro no es el momento de hablar. Ahora disfrutar de los que vinieron a vernos y de los que se quedaron para vernos navegar, y una vez que lleguemos a España descansar, porque tres años y medio para estar al nivel de las medallas es trabajo y no descanso. Necesitamos descansar y disfrutar de nuestras familias, que han estado en segundo plano estos tres años y medio", ha subrayado.

Betanzos: "Lo hemos intentado pero no hemos podido subir a podio"

"La decisión de seguir para estar en Tokio 2020 la iba a tomar despuésde estos Juegos pero ahora toca descansar un poco y disfrutar de otras cosa. Nos ha tocado ser cuartos, hemos peleado toda la semana metro a metro, eslora a eslora, lo hemos intentado pero no hemos podido subir a podio. Sabíamos que el campo de regatas era variable y que iban a existir oportunidades, las hemos buscado aunque en un momento decidimos un lado y al final no ha podido ser", ha subrayado.