JJ OO | NATACIÓN

El estadounidense Ryan Lochte, asaltado a punta de pistola en Río

Acudió a una fiesta invitado por el nadador Thiago Pereira en la Casa de Francia instalada en la Sociedad Hípica que está en el acomodado barrio de Lagoa.

Rio de Janeiro
0
El estadounidense Ryan Lochte, asaltado a punta de pistola en Río
Matt Hazlett Getty Images

Según FOX Sports, el nadador estadounidense y medallista olímpico Ryan Lochte fue asaltado a punta de pistola anoche en Río de Janeiro mientras celebraba la medalla obtenida en el relevo 4x200 libre junto a parte de la delegación estadounidense. Ileana, madre del deportista, lo desveló a la cadena estadounidense. Lochte había acudido a una fiesta invitado por el nadador Thiago Pereira. Según la madre de Lochte, su hijo le definió el suceso como “aterrador”. A Lochte le habrían robado finalmente su cartera según FOX.

Ben Way, periodista de esta cadena, informó de que el nadador fue amenazado en la Casa de Francia, que se ha instalado en la Sociedad Hípica que tiene su sedeen el acomodado barrio de Lagoa en Río. Lochte habría acudido allí aceptando la invitación por el nadador Thiago Pereira y estaba con otros tres miembros de la delegación estadounidense de natación celebrando el oro conseguido. Lochte llamó a su madre después de lo ocurrido, una vez en su hotel, y le detalló el suceso. The Sun o The Independent informan también sobre lo ocurrido.

Nada más conocerse el revuelo creado por la noticia, el COI se apresuró a negarlo. "Puedo deciros que esa historia es absolutamente falsa. El mensaje (de desmentido) procede directamente del Comité Olímpico estadounidense La historia es falsa", declaró el portavoz del COI, Mark Adams, cuya versión fue contradicha precisamente por Patrick Sandusky, portavoz del Comité Olímpico estadounidense, que en un comunicado oficial especificó que los también nadadores Gunnar Bentz, Jack Conger y Jimmy Feigen estaban con Lochte en el momento del incidente.

Lochte también lo confirma

"Nos hicieron parar y llegaron estos tipos con una placa de Policía. Sacaron sus armas y nos dijeron que nos tiráramos al suelo. Yo me negué, y entonces un tío amartilló su pistola y me apuntó a la frente", declaró Lochte. "Entonces pensé 'pues vale', y me tumbé en el suelo. Nos quitaron nuestro dinero y mi cartera, pero me dejaron el móvil y las credenciales", añadió.