JUEGOS OLÍMPICOS

La hora de las grandes estrellas: hoy debutan Bolt y Mo Farah

Usain, en series de 100; el británico, en la final de 10.000. El jamaicano y el británico se enfrentan a retos inéditos en los Juegos Olímpicos.

0
La hora de las grandes estrellas: hoy debutan Bolt y Mo Farah

Los toreros salen hoy al ruedo. Usain Bolt, en la velocidad, y Mo Farah, en mediofondo y fondo. Uno nació en Jamaica y lleva en los genes la fibra, blanca, aunque sea negro, de la velocidad. El otro vino al mundo en Somalia, emigró a Gran Bretaña y se entrena en Oregón (Estados Unidos) con un entrenador estadounidense de origen cubano, Alberto Salazar, exmaratonaino de élite mundial, vencedor en Nueva York. Y tiene fibras rojas, las que distinguen a los atletas que son capaces de correr en resistencia, no en explosividad. Al contrario que Usain Bolt, del que es buen amigo.

Se podrá disfrutar con la primera cabalgada de El Relámpago a un ahora lorquiana, a las cinco de la tarde. Ningún compromiso serio. Simplemente un trámite. Pasar a las dos siguientes rondas de 100: semifinales a las dos de la madrugada del día 15 y final esa misma noche, a las tres y 25 minutos.

Ese momento será uno de los más grandes de los Juegos Olímpicos de Río. No sólo en atletismo, sino en toda la competición.

Nadie ha ganado tres veces consecutivas en los 100, 200 y 4x100 metros de los Juegos. El chico de Trewlany lo intentará, en dura pelea contra los mejores sprinters estadounidenses, encabezados por Justin Gatlin, siempre amenazador, pero siempre derrotado por El Relámpago en la alta competición. Duelo de veteranos: Bolt, 29 años; Gatlin, 34.

Y por allí habrá algún que otro caribeño y el francés Jimmy Vicaut, el plusmarquista europeo, que suele replegarse en la alta competición. Era el mejor de Europa, pero sólo fue bronce en los Continentales de Amsterdam. Algo así como Asafa Powell, que, por cierto, no se ha clasificado para la prueba individual, aunque presumiblemente estará en los relevos.

El fondista. ¿Y Mo Farah? También ataca un reto inédito, como Bolt. Porque nadie ha ganado dos veces consecutivas en 5.000 y 10.000 metros en los Juegos Olímpicos. Sus rivales serán kenianos, evidentemente. La final de 10.000 metros, a las dos y 27 de la madrugada. Mo hará valer su velocidad terminal (récord europeo de 1.500) en una carrera táctica. Si nadie tira con fuerza (ese puede ser su punto débil), ningún atleta soportará su último ataque. Es un especialista con el rush final.