Estás leyendo

La Fiesta del Sella comenzó ayer con el Descenso Adaptado

PIRAGÜISMO | DESCENSO DEL SELLA

La Fiesta del Sella comenzó ayer con el Descenso Adaptado

La Fiesta del Sella comenzó ayer con el Descenso Adaptado

Nuevo récord de participantes con 153 palistas en liza en el K-2. La prueba, de cinco kilómetros se completó en menos de media hora.

El descenso del Sella, la fiesta de las piraguas, una de las citas cumbres populares del verano español, lleva años evolucionado para integrar en su fiesta a las personas con discapacidad. La de este año ha sido la edición XXII del Descenso Adaptado, y con récord de participación: 153 participantes, 33 más que el establecido en 2007 y repetido en 2015, porque la sociedad asturiana en particular, y la española en general, cada vez trata con más sensibilidad la voluntad de superación de estos deportistas­.

De entrada, se adapta el recorrido a sólo cinco kilómetros en las aguas del Río Sella, los que separan La Uña de Llovio, una zona que la próxima semana verá la prueba reina del verano. La distancia no fue obstáculo para que los inscritos completaran el recorrido en esta normalización del deporte, con los aficionados premiando y disfrutado del esfuerzo de los inscritos, en la que se volvió a demostrar que no existen obstáculos cuando la voluntad es firme y decidida para conseguir el objetivo de superación.

Para imponer un tono competitivo a la prueba, la organización divide a los participantes en dos categorías en función de la discapacidad, aunque todos han tenido que completar los cinco mil metros de la prueba en unas embarcaciones K-2 especialmente diseñadas para esta prueba por la Escuela Asturiana de Piragüismo.

La categoría A, para disfunciones leves, como siempre, fue la más numerosa con 110 participantes, cuyos ganadores invirtieron 26 minutos y 46 segundos en cumplir el recorrido (Francisco Graña Méndez y Jonathan Monteagudo). La categoría B la ganó el vallisoletano y director general de políticas de Apoyo a la Discapacidad Ignacio Tremiño Gómez, que con Ton Soto como compañero, acabó el recorrido en sólo 28 minutos­ justos.

El sábado, el 80º Internacional

Semana especial en Ribadesella con la disputa el próximo sábado de la 80ª edición del Descenso, cita clásica del verano astur que mezcla folclore y deporte. Habrá más de 1.000 palistas haciendo el recorrido entre Arriondas y Ribadesella, y miles de jóvenes disfrutando de la parte más lúdica. La periodista gijonesa Lara Álvarez, presentadora de Supervivientes en Telecinco, será la pregonera. Dionisio de la Huerta, fundador del Descenso, y Emilio Llamedo, expresidente del comité organizador, aparecen en el cartel.

0 Comentarios

Para poder comentar debes estar Registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?

También te puede interesar