RÍO 2016

Se analizará individualmente a cada deportista ruso

El deportista ruso que quiera competir en Río deberá cumplir una serie de estrictas y duras condiciones. Al atletismo se da por juzgado y descalificado.

Se analizará individualmente a cada deportista ruso
Lars Baron Getty Images

27 federaciones. Cada deportista ruso seleccionado para los Juegos de Verano entre un total de 27 federaciones olímpicas deberá someterse a unas condiciones excepcionales, partiendo de la ‘reversión’ o inversión de la presunción de inocencia.

Informe McLaren. Ninguno de los 320 deportistas seleccionados por Rusia podrá ser uno de los 377 casos del Informe McLaren ni haber tenido ningún control positivo previo. Esta es una de las razones que han hecho vetar a la mediofondista Stepanova.

Comisión Especial. Una Comisión Independiente de Evaluación (ICAS) revisará cada una de las selecciones propuestas por Rusia. Cada ingreso definitivo en los Juegos de Río deberá ser aprobado por un experto del Tribunal de Arbitraje (TAS).

Más controles. Todo elegido deberá someterse de inmediato a una batería de controles fuera de competición. No presentarse a uno de estos controles significará la exclusión definitiva de los Juegos de todo aquel que no haya sido hallado (no show).

Inocencia perdida. La llamada reversión de la presunción de inocencia significa que no se considerará como definitivo que el deportista ruso en cuestión nunca haya dado control positivo, si sus tests fueron juzgados en laboratorios nacionales rusos.
Adiós al atletismo. La causa de los 67 atletas de la Federación Rusa de Atletismo (RUSAF) se da como juzgada por la Federación Internacional (IAAF) y rubricada por el TAS. Isinbayeva, Ukhov, Shubenkov... no estarán en Río, solo la saltadora Klishina.

Agencia Mundial. Las federaciones deberán solicitar a la Agencia Mundial los nombres de los que aparecen en el Informe McLaren, para después proceder a la pertinente criba. Se medirá también la responsabilidad de cada Federación Nacional rusa.

‘Principio IAAF’. El COI alude a la regla o principio que siguió la IAAF con el atletismo, y que favorece a los atletas controlados fuera de Rusia. Ello beneficia a deportistas como ciclistas o tenistas, con mucha competición en el extranjero.

Interrogante legal. El hecho de que el COI impida competir a deportistas que ya tuvieron un control positivo abre una interrogante: ni los británicos ni los estadounidenses pudieron hacer eso (por tribunales) con Dwain Chambers y Justin Gatlin.

Notificación. Las Federaciones Internacionales ya fueron notificadas ayer sobre la nueva situación de los 320 elegidos por el Comité Olímpico Ruso (ROC) y ya han puesto manos a la obra. Esta misma semana ya quedarán clarificadas las situaciones.