UFC 200

Brock Lesnar regresa al UFC 200 con una victoria triunfal

El excampeón peso pesado venció a Mark Hunt por decisión unánime. Amanda Nunes y José Aldo conquistaron los dos cinturones en juego en la velada más espectacular del año.

Brock Lesnar regresa al UFC 200 con una victoria triunfal
Rey Del Rio AFP

Regreso triunfal de Brock Lesnar a la jaula del UFC.

El excampeón de los pesados, que había dejado las artes marciales mixtas para dedicarse al espectáculo del WWE, volvió a las peleas de verdad con una gran victoria ante el kickboxer neozelandés Mark Hunt en la lucha más esperada de la noche del UFC 200.

Lesnar entró con una estrategia clara: derrumbar a su rival y utilizar su fuerza extraterrestre para dominar en una posición de dominio. Y lo logró, llevando a Hunt varias veces a la lona con técnicas de lucha olímpica, modalidad que fue campeón estadounidense universitario.

Durante tres asaltos Lesnar logró evitar la potencia de los golpes de Hunt y salió con una decisión unánime bajo enorme ovación de los 20.000 aficionados que llenaron el T-Mobile Arena en Las Vegas.

“Muchas gracias por el apoyo de todos y es una enorme alegría poder volver de esta manera, ganando a un top 10”, afirmó el gigante tras el resultado.

Amanda Nunes es la nueva campeona peso gallo

La cartelera llena de estrellas también tuvo dos disputas de cinturón, ambas con victoria brasileña.

En la lucha principal de la noche, Amanda Nunes atropelló a la campeona Miesha Tate, con una sumisión a través de un estrangulamiento (mata-león) después de darle una paliza brutal.

La brasileña ahora espera por dos durísimas rivales que esperan por una oportunidad: la excampeona Ronda Rousey y su poderosísima compatriota Cristiane Cyborg.

José Aldo es el nuevo campeón interino y espera revancha con Conor McGregor

El otro cinturón estaba en juego en una de las peleas más esperadas de la noche, entre José Aldo y Frankie Edgar. El brasileño venía de una traumática derrota ante Conor McGregor – su primera en el UFC – y buscaba reencontrar no sólo en camino de la victoria como la confianza que muchos pensaban había sido abalada con el KO sufrido en el primer asalto contra el irlandés.

Aldo comenzó con cautela, pero luego fue encontrando la distancia y empezó a dar una clase de MMA al rival estadounidense. Rodillazos, directos de encuentro y mucha agilidad. Aldo dominó el combate en el contragolpe, frustrando a Edgar que le buscaba sin encontrar el camino.

Al final, cinco asaltos y victoria por decisión unánime para el nuevo campeón interino del peso pluma del UFC que, nada más recibir el cinturón, fue a por Conor McGregor que estaba sentado en la primera fila de butacas frente al octógono. Los dos intercambiaron insultos y quedó claro que tras el combate de agosto en el peso welter ante Nate Diaz, Conor McGregor baja para de vuelta al pluma para la revancha que Aldo tanto busca.

Anderson Silva pierde pero sale ovacionado

Antes, fue la hora de Anderson Silva vs Daniel Cormier. La pelea arreglada con menos de 72 horas de antelación, por el positivo de Jon Jones en el control antidopaje. El veterano de 41 años, excampeón de los medios y mejor luchador de todos los tiempos, llegó el jueves por la tarde a Las Vegas y el sábado estaba enfrentando a un rival más grande joven que él.

La pelea empezó como muchos esperaban, con el dos veces atleta olímpico estadounidense utilizando su fuerza y técnica agarrada para derrumbar al brasileño. Cormier utilizó su superioridad de peso para mantenerse por encima y aplicar codazos y puñetazos en la cabeza del Aranha.

Anderson volvió al segundo asalto agresivo y intentando patadas voladoras, pero Cormier no perdió tiempo y llevó el rival de vuelta al suelo. La grada, enfadada, abucheó en unísono al estadounidense por escaparse de la pelea franca.

El wrestler olímpico siguió haciendo mucho daño al brasileño con sus golpes desde la posición de control, en media guardia. Anderson se defendía como podía.

El tercer asalto fue una repetición del segundo. Anderson busca la pelea en pie, aplica un par de golpes duros a Cormier que siente el peligro y lleva la lucha al suelo bajo un mar de abucheos y gritos de “levántenlos” para el árbitro central.

A falta de un minuto para el final, los pedidos fueron respondidos y el árbitro les levantó. Y Silva casi noquea a Cormier con una serie de golpes antes de la campana final.

El resultado, victoria unánime del campeón mediopesado, Daniel Cormier, pero la gran ovación la ganó Anderson Silva por el coraje de aceptar una pelea con menos de tres días de antelación y pelear como un león por tres asaltos.

Polémica en la derrota española en las preliminares

La noche empezó bien, con tres KOs en el primer asalto. Jim Miller abrió la noche atropellando a Takanori Gomi. Tras llevar el japonés al suelo, montó batió hasta que el árbitro interrumpiera la pelea. En el peso ligero, Joe Lauzon venció a Diego Sánchez por KO en el primer asalto, tras una secuencia arrolladora de golpes. Misma manera que Gegard Mousasi vencío a Thiago “Marreta”.

La cuarta lucha de la noche fue el estreno del español Enrique Wasabi. Y un estreno que terminó con polémica e indignación. El sevillano fue derrotado tras un combate muy equilibrado frente al estadounidense Sage Northcut, que salió con la victoria gracias a una decisión unánime tras tres asaltos (29-28) que generó mucha duda y discusión en el T-Mobile Arena, en Las Vegas.

Wasabi no se intimidó ante el favorito y hizo una pelea fantástica y estuvo a punto de finalizar al rival en tres oportunidades durante la pelea, utilizando técnicas de jiu-jitsu brasileño. Controló la lucha agarrada, derrumbó al estadounidense diversas veces, pero aún así no fue capaz de convencer los árbitros de que merecía la victoria.

En seguida, en el peso gallo, TJ Dillashaw (EEUU) venció a Raphael Assunção (Brasil) también por puntos, pero en una pelea poco entretenida.

Johny Hendricks y Kelvin Gastelum hicieron una batalla de tres asaltos en la que Gastelum salió victorioso por decisión unánime.

En la última pelea del cartel preliminar, Julianna Peña dominó Cat Zingano del comienzo hasta el final y salió con una victoria decisiva y incontestable.

El cartel principal comenzó explosivo, con Caín Velásquez pasando como una apisonadora por encima de Travis Browne. El estadounidense de origen mexicano dio una exhibición de técnica y precisión en la pelea en pie, cazando a su rival como un tiburón. Caín mezcló puñetazos con patadas para acorralar a Browne en la reja del octógono. Con un cruzado de derecha logró un knockdown y, a diez segundos de la campana, terminó el servicio en el suelo, masacrando al rival con una serie de golpes en la cabeza y obligando al árbitro a interrumpir la pelea.