JJOO

Río de Janeiro gastó 21 veces el presupuesto del metro olímpico

A un mes del inicio de los Juegos, el Estado no ha logrado concluir las obras de la línea de metro que unirá la ciudad con el estadio olímpico.

Río de Janeiro gastó 21 veces el presupuesto del metro olímpico
Gobierno estadual de Río

El estado de Río de Janeiro gastó al menos 21 veces más de la inversión presupuestada en la línea de metro destinada a unir el centro de la ciudad con el recinto olímpico y, a un mes del inicio de los Juegos, no ha logrado concluir las obras.

El secretario de transportes del gobierno de estado de Río de Janeiro, Rodrigo Goulart de Oliveira, presentó hoy a los medios la estación de Jardín Oceánico, en Barra de Tijuca, la tercera de las cinco paradas que componen la línea 4, quedando todavía pendiente la presentación de dos estaciones y la finalización de las labores de limpieza y reurbanización de cada una de ellas.

Para que las obras estén a punto y se puedan presentar las estaciones y trenes a tiempo para los Juegos, el secretario explicó que cuentan con cerca de 6.000 personas trabajando 24 horas al día y están realizando pruebas de funcionamiento todas las noches.

A esta carrera a contrarreloj se le suman los problemas de solvencia del estado de Río, que recientemente declaró "calamidad pública" para recibir fondos federales con los que poder hacer frente a los compromisos olímpicos, y el desfase entre el presupuesto inicial planteado para las obras y los costes finales.

Según una auditoría del Tribunal de Cuentas de Río, sólo en 2015, el gasto en la línea de metro se multiplicó por 21 veces, pasando de los 392 millones de reales inicialmente previstos (unos 122 millones de dólares) a 8.496 millones de dólares (2.651 millones de dólares).

Pese a la abismal diferencia en las cifras, el funcionario afirmó hoy que no se produjo ninguna irregularidad puesto que esta partida fue aprobada por el mismo Tribunal de Cuentas de Río.

Defendió que "los costes de la línea 4 de metro son compatibles con obras de metro en el mundo entero", por lo que están "tranquilos de que esta obra está siendo tocada con total transparencia".