JUEGOS OLIMPICOS RIO 2016

Gobernador de Río: "Los Juegos Olímpicos pueden ser un fracaso"

"Yo ya he dicho que sin seguridad y sin metro habrá dificultades. Podemos hacer unos grandes Juegos, pero si no se toman algunas medidas...", dijo Dornelles.

Gobernador de Río: "Los Juegos Olímpicos pueden ser un fracaso"
EVARISTO SA AFP

Los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro pueden ser "un fracaso" si no se toman medidas para sortear la crisis económica que vive ese estado brasileño, sostuvo el gobernador en ejercicio Francisco Dornelles.

"Soy optimista en relación a los Juegos, pero tengo que mostrar la realidad. Podemos hacer unos grandes Juegos, pero si no se toman algunas medidas puede ser un gran fracaso", dijo Dornelles, en declaraciones que divulga hoy el diario "O Globo".

El gobernador mencionó dos asuntos que están generando preocupación a los organizadores de los primeros Juegos Olímpicos que se realizarán en una ciudad sudamericana: seguridad y movilidad.

"Yo ya he dicho que sin seguridad y sin metro habrá dificultades. ¿Cómo podrán llegar las personas a los lugares de competición sin el metro? ¿Cómo van a sentirse protegidas las personas en la ciudad sin seguridad?", indagó el gobernador, quien decretó estado de calamidad pública financiero administrativa el viernes 17.

En su momento, alegó que la crisis económica "le está impidiendo a Río honrar sus compromisos" con la cita deportiva, que comienza el 5 de agosto.

El caso de la seguridad es al parecer el que más le quita el sueño a Dornelles, debido a que al día de hoy el dinero para comprar combustible para la flota policial alcanza hasta el fin de semana. "Sólo aguantaremos hasta el fin de esta semana", afirmó.

El decreto de calamidad pública le permite a la gobernación recibir recursos por parte del Gobierno central sin necesidad de pedir autorización de la Asamblea Legislativa, entre otras medidas de excepción.

Días después del decreto, el Gobierno del presidente en funciones, Michel Temer, aprobó una partida presupuestal para Río de 2.900 millones de reales (unos 828,5 millones de dólares) destinados a "auxiliar en los gastos de seguridad pública del Estado de Río de Janeiro derivados de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos".

"La seguridad es prioritaria. Tenemos que cubrir los problemas de ese sector. La flota de la policía corre riesgo de parar. Pudimos hacer una 'gimnasia' financiera y solo aguantaremos hasta el fin de semana", admitió Dornelles.

La penuria financiera del segundo estado más rico del país se debe, en parte, a la merma de los ingresos derivados de los "royalties" del petróleo y a gastos con Seguridad Social, precisó el gobernador.

Entre otros efectos, la población sufre atrasos de sueldos y pensiones de funcionarios públicos y una situación desastrosa en salud. El secretario de Salud de Río, Luiz Antônio de Souza, "llora en mi despacho", dijo Dornelles.

Respecto a la movilidad, el temor es de que no esté lista a tiempo la línea 4 del metro, que conectará la turística región sur de la capital fluminense -donde están las playas de Copacabana e Ipanema, por ejemplo- con Barra da Tijuca, donde estará el Parque Olímpico y la Villa de los Atletas, localizada en el oeste de la ciudad.

Esa línea del metro será fundamental para garantizar el traslado de turistas, atletas y delegaciones entre uno y otro punto de la ciudad, distantes unos 25 kilómetros. De no contar con ese medio, se corre el riesgo de que el tránsito entre en colapso durante el evento.

"El metro está casi listo. Falta poco más de un kilómetro, pero le estamos debiendo más de 400 millones de reales (unos 114,2 millones de dólares) a las empresas (responsables por las obras)", informó.