TEMPORADA REGULAR

Max Scherzer muestra el camino a los Nationals

El diestro de la franquicia capitalino ofreció su mejor versión para anular a un rival directo por el título del mundo como son los Chicago Cubs.

0
Max Scherzer muestra el camino a los Nationals
Mitchell Layton AFP

Max Scherzer es uno de los grandes espectáculos que hay en las Grandes Ligas en la actualidad. Se trata de uno de esos nombres que uno asocia a un pitcher número uno, a un ‘workhorse’, aquel que será capaz de lanzar todo lo que haga falta para que su equipo gane, y cuando ‘Mad Max’ está enchufado, es difícil pensar en alguien que sea capaz siquiera de hacerle una muesca.

Y da lo mismo que delante estén los Chicago Cubs o los Yankees de 1927.

Washington Nationals-Chicago Cubs (4-1)

Ese era el modo en el que se encontraba Max Scherzer, intratable. El diestro de los Nationals eliminó a los 16 primeros bateadores a los que se enfrentó, nueve de los diez primeros vía strikeout. Perfecto hasta la sexta entrada, Addison Russell se encargó de igualar las tablas con un home run, el gran problema de Scherzer en esta campaña. Sin embargo, fue capaz de maniatar al mejor equipo de la liga con sólo dos hits a lo largo de siete entradas y Wilson Ramos fue el que desequilibró la balanza con un home run.

Toronto Blue Jays-Philadelphia Phillies (0-7)

En la lanzadera espacial que es el Rogers Centre de Toronto, el equipo que puso el músculo no fue el local, que sería lo más normal, sino unos visitantes que encontraban maneras distintas de acumular derrota tras derrota. La gran lacra de los Phillies es la falta de explosividad de su turno, pero por un día, Ryan Howard y Odubel Herrera aportaron la dinamita y Jerad Eickhoff lanzó seis impecables entradas. Al menos por un día, los seguidores de los Phillies estuvieron felices.

Atlanta Braves-Cincinnati Reds (8-9)

Después de una espantosa actuación por parte de ambos cuerpos de lanzadores, con 19 hits concedidos y 12 bases por bolas en el choque, los Reds fueron capaces de rebañar un triunfo sin tener que batear, gracias a la cuarta bola de Vizcaíno sobre Tyler Holt. Adam Duvall sigue sorprendiendo gratamente a la franquicia de los Reds y logró su 18º home run del año con sus correspondientes tres carreras impulsadas.

Chicago White Sox-Detroit Tigers (10-9 en 12 entradas)

Segundo turno de James Shields con los Chicago White Sox y segunda desastrosa actuación. Cierto es que terminó con dos entradas sin conceder carreras, pero los números globales son muy malos, con siete carreras concedidas en cinco entradas, y la trayectoria más reciente es incluso peor. Afortunadamente para él, los White Sox mostraron resistencia y fueron capaces de ir paso a paso, para sobreponerse a un 7-0 y acabar ganando en entradas extra gracias al cuarto hit del choque de Adam Eaton.

Kansas City Royals-Cleveland Indians (2-1)

Una sólida actuación de Edinson Volquez en el inicio de una serie fundamental para los Royals a corto plazo y la aportación de un rookie de 27 años como Whit Merrifield fueron más que suficientes para imponerse en un partido a cara de perro con su rival directo por el liderato de división. Dos equipos muy bien plantados como estos van a ser la referencia para lo que resta de año en el Centro de la Liga Americana.

Arizona Diamondbacks-Los Ángeles Dodgers (3-2)

Por un día, los Dodgers sufrieron en sus carnes lo que supone enfrentarse a su antiguo compañero de fatigas, Zack Greinke, y el resultado no fue del agrado para los angelinos. Greinke concedió sólo dos carreras a lo largo de siete entradas y ganó su sexto encuentro consecutivo, siendo muy bien respaldado por su defensa en tres momentos cruciales. Ya si el resto de la rotación de los D´Backs aportara…

Los Ángeles Angels-Minnesota Twins (4-9)

En el mayor despliegue ofensivo de todo el año, los Twins olvidaron todas sus penurias vapuleando sin misericordia a Jered Weaver, con protagonismo especial para Trevor Plouffe, Byron Buxton y Robbie Grosman gracias a sus respectivos home runs. Por su parte, el veterano Joe Mauer alcanzó la cifra de 25 encuentros consecutivos alcanzando base, que no está mal para estos tiempos que corren en los Twins.

Oakland Athletics-Texas Rangers (14-5)

Pocas horas después de colocar a Darvish en la lista de lesionados, los Rangers cayeron de forma estrepitosa contra los Athletics ante el empuje de Khris Davis con su home run y cinco carreras impulsadas. La buena noticia para los texanos es que la resonancia magnética no ha mostrado daño estructural ni en el cuello ni el hombro del japonés. Que los Rangers están aliviados es quedarse cortos.

San Diego Padres-Miami Marlins (4-13)

En una nueva ocasión, el venerable Ichiro Suzuki lideró la carga de los Marlins con tres hits más en la demolición de los Padres. Hechavarría consiguió sus cuatro carreras impulsadas y Prado logró un home run para una franquicia de Miami que sigue sin contar con un Giancarlo Stanton en condiciones. Sumando el total de hits entre Japón y Estados Unidos, Ichiro está a uno de los 4256 de Pete Rose en las Grandes Ligas. Se abre el debate sobre si va a igualar esa marca o son cosas distintas.

San Francisco Giants-Milwaukee Brewers (11-5)

En el regreso de Matt Cain a la rotación de los Giants, fue el ataque de los californianos quien le salvo de una posible derrota, con un Brandon Crawford en plan estelar que impulsó tres carreras en total. Los Giants no venían de mostrar su mejor cara en ataque, pero recuperan sus mejores sensaciones para mantener su liderato en la división.