FINAL LNFS | INTER MOVISTAR 5-BARÇA 3

Darlan, héroe de la remontada del Movistar ante el Barça

Los madrileños vencieron (5-3) a los azulgrana en otro tremendo partido de la final de la Liga, donde los azules ya mandan 2-0. El jueves, en el Palau, tercer asalto.

El Movistar Inter venció este sábado al Barça (5-3) en Torrejón y ganó el segundo punto de la final de la Liga, cuyo trofeo ya tiene a un paso. Desde el próximo jueves, ya en el Palau, los madrileños tendrán tres oportunidades de levantar el título después de llevarse dos encuentros espectaculares, que se decidieron por detalles, pero donde los azules demostraron quizá más confianza en los momentos claves. En el de este sábado en Torrejón, además, levantando un 1-3 a un equipo azulgrana que pasó de tener el choque controlado a terminar a merced del equipo local. 

El partido se vivió bajo una tensión tremenda y a un ritmo altísimo. Si Borja ponía el 1-0 a los nueve minutos, Wilde empataba para el Barça a los pocos segundos. Los tantos no calmaron los ánimos, sino que hizo que saltaran chispas. Con cinco faltas para cada equipo, cada roce era un tremendo problema para los árbitros, que intentaban a base de tarjetas aplacar los ánimos. Pero eso pareció encenderlos más ya que el Movistar se sintió perjudicado cuando sufrió la expulsión de Cardinal y hasta tres lanzamientos en contra de doble penalti (uno a su favor). Sergio Lozano, el mejor del Barça, aprovechó uno de ellos para poner el 1-2 y en una jugada posterior el 1-3, marcador con el que se fue el choque al descanso, no sin antes producirse una tangana tremenda en la que tuvo que intervenir la Policía Nacional

Con este panorama se llegó al segundo tiempo y a la resurrección del Movistar. Primero Rivillos, a pase de Daniel, y luego Ortiz en una jugada de fuerza lograban igualar un choque que hasta ese momento parecía tener controlado el Barça. Dos golpes muy duros de los que los azulgrana ya no se repondrían, más cuando la apuesta de Jesús Velasco, técnico madrileño, para ganar el choque le salía de diez. Sacaba a Darlan, pivote brasileño que ha sufrido un calvario en forma de lesiones, pero que este sábado quizá vivió su momento más feliz desde que llegó al Movistar. Recibió un balón en la banda y con un zurdazo tremendo batía a Sedano por la escuadra. La remontada era un hecho y, como en el primer partido, el portero-jugador culé ya no sirvió de nada, sólo para que Ricardinho pusiera la puntilla.