BOXEO

Los musulmanes despiden a Muhammad Ali en Louisville

Este jueves tuvo lugar la ceremonia funeraria islámica, a la que acudieron el presidente de Turquía, el promotor Don King o Sugar Ray Leonard.

0
Los musulmanes despiden a Muhammad Ali en Louisville
Stephen J. Cohen WireImage

Miles de musulmanes, entre ellos el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, celebraron hoy junto al ataúd del estadounidense Mohamed Ali la tradicional ceremonia funeraria islámica en Louisville, la ciudad natal de la leyenda del boxeo.

Durante la ceremonia, celebrada en un estadio deportivo, se pronunciaron oraciones y lecturas del Corán y se habló sobre el legado que dejó el triple campeón mundial. Ali murió el viernes en Phoenix, a los 74 años, por una infección general derivada del Parkinson que sufría.

Entre los presentes estuvieron también Louis Farrakhan, dirigente de la organización Nación del Islam, el pastor Jesse Jackson, un militante de los derechos civiles, y el cantante Yusuf Islam, ex Cat Stevens. Además le rindieron un último tributo el promotor de boxeo Don King y el ex boxeador Sugar Ray Leonard, entre otras personalidades del mundo pugilístico, según informó el diario "Louisville Courier-Journal".

El funeral de Ali se celebrará hoy viernes en Louisville, en Kentucky. Habrá una procesión por las calles de la localidad y después habrá un acto en el Yum Center, con capacidad para 20.000 personas.

Ali, quien se llamaba a sí mismo "The Greatest" (el más grande), se retiró del boxeo en 1981, y padecía de Parkinson desde 1984. En los últimos años había requerido varias internaciones. En 2014 sufrió una leve pulmonía, pero tras un par de días los médicos le detectaron una grave infección urinaria. Poco después de ser dado de alta, Ali tuvo que ser hospitalizado de nuevo, aunque una noche después volvió de nuevo a su casa.

Más allá de los tres títulos de los pesados, Ali también se consagró campeón olímpico en Roma 1960, cuando todavía se llamaba Cassius Clay, nombre que abandonó después de convertirse al islamismo en 1964, meses después de conseguir por primera vez el cinturón de campeón del mundo.