TEMPORADA REGULAR

Bumgarner gana la partida por sí solo a Cachorros

El as de los Gigantes maniató a la ofensiva de Chicago y, además, produjo la única carrera del partido. Noah Syndergaard suma 11 ponches con los Mets.

0
Bumgarner gana la partida por sí solo a Cachorros
Thearon W. Henderson AFP

Madison Bumgarner frustró y dio el golpe letal a unos Cachorros acostumbrados a ser los victimarios.

El as de San Francisco le dio una cucharada de su propia medicina a los Cachorros con una joya de pitcheo al permitir sólo tres hits en siete entradas y dos tercios de labor para guiar a los Gigantes a vencer 1-0 a Chicago y a ganar la serie de tres juegos entre las novenas favoritas para ir a Playoffs.

Por cierto, la carrera de los Gigantes la produjo precisamente Bumgarner (6-2) al pegar un doble al fondo del jardín izquierdo en el quinto episodio que mandó a home a Gregor Blanco, quien se había embasado con una base por bolas.

El pitcheo abridor de los Cachorros, estelarizado por Jake Arrieta, es de lo mejor que hay en 2016 en las Mayores y Kykle Hendricks no desentonó al liarse de tú a tú con Bumgarner y permitir sólo tres hits en cinco entradas y un tercio de trabajo con tres pasaportes y sólo un ponche.

Los únicos pecados de Hendricks (2-4), la base por bolas a Blanco y el doblete de Bumgarner en turnos consecutivos.

Y “THOR” FRUSTRA A LOS MALOS DEL CÓMIC

Noah Syndergaard está en una misión y nadie parece capaz de frenarla.

El as de los Mets consiguió su quinto triunfo del año con una dominante actuación que se tradujo en 11 ponches para ayudar a la novena neoyorquina a vencer 3-1 a Milwaukee y consumar la barrida sobre los Cerveceros.

Syndergaard (5-2) ha ganado sus últimas tres aperturas y en ese lapso tiene efectividad de 0.87 con 27 chocolates y una base por bolas. La única carrera que aceptó ante Milwaukee fue sucia, por lo que no cayó en su cuenta.

FALTAN “SÓLO” 29 PARA ALCANZAR A JOE DIMMAGIO

Todavía falta mucho para, siquiera, pensar que puede amenazar la que podría ser la marca más inalcanzable, no sólo en Grandes Ligas sino de todos los deportes profesionales de EU, pero Jackie Bradley Jr. está haciendo todo lo posible por mantener viva su racha.

El jardinero central de Boston extendió a 27 su racha de juegos con al menos un hit al irse de 3-1 con el bat y luego de pegar un imparable en el triunfo de los Medias Rojas con pizarra de 5-2 sobre Cleveland.

Bradley Jr. pudo pasar la pelota del infield de los Indios hasta su tercer turno, segundo oficial, con un imparable en el quinto episodio.

La lista de las rachas más largas de juegos con hit inicia con 30 en la página de internet de Grandes Ligas hasta la marca de 56 partidos que Joe DiMaggio impuso hace 75 años con los Yankees, así que Bradley Jr. está a tres juegos de que su racha se considere una amenaza más para la marca del “Yankee Clipper”.

Por otro lado, David Ortiz se quedó a unos centímetros de conseguir una de las pocas cosas que no ha logrado en su carrera de 20 temporadas en las Mayores.

“Big Papi” pegó se fue de 4-4 con dos dobles y un jonrón en el triunfo de Boston sobre Cleveland y sólo le faltaba el triple para registrar el primer ciclo de su trayectoria.

En su último turno con el bat, Ortiz mandó la pelota a lo más profundo del jardín central de Fenway Park, pero le pegó tan duro a la pelota, que ésta dio un bote en el césped para luego pegar en el muro, desde donde rebotó hacia las gradas para que el batazo se convirtiera en un doble de terreno.

Con su actuación, Ortiz produjo tres de las cinco carreras de Boston y que al final resultaron ser la diferencia para vencer a los Indios.

Y EN OTROS PARQUES…

Con un rally de tres carreras en el quinto episodio, los Marineros de Seattle remontaron y nunca miraron hacia atrás para vencer 5-4 a Cincinnati y consumar así la barrida en tres juegos sobre los Rojos.

En Detroit, con seis carreras en los primeros tres innings, los Tigres vencieron 9-4 a Tampa Bay, pero la victoria podría resultar costosa, pues los felinos tuvieron ver cómo Miguel Cabrera dejaba el juego lesionado por un pelotazo en la rodilla y cómo el pitcher Jordan Zimmerman hacía lo mismo en el sexto capítulo por una molestia en la ingle.

Con ocho ponches de Max Scherzer (5-3) y tres carreras producidas por Anthony Rendon, los Nacionales vencieron 8-2 a Miami; Filadelfia blanqueó 5-0 a Atlanta, mientras que Anaheim apaleó 10-2 a Baltimore.

En un maratónico encuentro, los Dodgers vencieron 9-5 a los Padres con un rally de cuatro carreras en la decimoséptima entrada que terminó empatado a 5 luego de nueve innings.

Los Yankees extendieron a cinco su racha de victorias –la más larga de su temporada—con ayuda de jonrones de Jacoby Ellsbury y Brian McCann y de sexto salvamento de Aroldis Chapman para vencer 5-4 a Oakland y consumar la barrida en cuatro juegos sobre los Atléticos.

Los Medias Blancas vencieron 3-2 a Kansas City para evitar la barrida ante los Reales, mientras que Texas derrotó 9-4 a sus vecinos, los Astros de Houston. Toronto venció 3-1 a Minnesota.

En la que ha sido su mejor salida con el jersey de los Diamantes, Zack Greinke (5-3) permitió cinco hits y una carrera, regaló una base por bolas y ponchó a siete en ocho entradas de trabajo para guiar a Arizona a vencer 7-2 a San Luis.

El único pecado de Greinke fue un jonrón solitario de Brandon Moss en el cuarto innings. Por los Cardenales, el mexicano Jaime García (3-4) cargó con la derrota al permitir 10 hits y cinco carreras en sólo dos entradas y un tercio en la loma.

El duelo entre Colorado y Pittsburgh fue suspendido por lluvia y reprogramado para este lunes 23 de mayo.