NATACIÓN | EUROPEOS DE LONDRES

Ignacio y Peralta, récords en mariposa; Cseh deslumbra

La pupila de Vergnoux lo logró en los 100 (58.73) y apunta a mínima en 200, mientras que el malacitano la rebajó en los 200, prueba en la que fue quinto.

0
Ignacio y Peralta, récords en mariposa; Cseh deslumbra
GLYN KIRK AFP

La natación española se ha dado un festín en la cuarta tarde de finales del Europeo de Londres, con dos récords de España, dos clasificados para las finales del viernes y algunas actuaciones meritorias en las pruebas de fondo, que le auguran una buena participación en los Juegos de Río. Poco a poco, el equipo español ha ido levantándose de su letargo.

Carlos Peralta batió el récord de España en los 200 mariposa (1:56.42) en una carrera en la que el húngaro Laszlo Cseh, nuevamente, demostró que va a los Juegos de Río a plantarle cara a Michael Phelps y a Chad le Clos (1:52.92). Esa marca es la tercera más rápida en bañador textil de la historia, y se quedó muy cerca de su récord europeo, aunque sí batió el récord de los Campeonatos. Segundo fue el noruego Viktor Bromer (1:55.35) y tercero quedó el húngaro Temes Kenderesi (1:55.39). El malacitano acabó quinto.

El récord de Peralta no fue el único español en la piscina de Stratford. Judit Ignacio demostró que esta en un gran momento de forma y que esta vez sí conseguirá la mínima olímpica en los 200 mariposa, algo que no logró en el Nacional de Sabadell. Como muestra, su récord nacional en los 100 (58.73). Además, consiguió meterse con el octavo mejor tiempo en la final del viernes. Otra gran noticia para la natación española, como la marca de María Vilas en los 800 libre que le valió para ser cuarta (8:26.61). Jimena Pérez consiguió ser sexta con 8:31.62. La nadadora del CN Gredos había logrado la mínima olímpica en las eliminatorias, pero a los Juegos acudirán Mireia Belmonte y María Vilas, que son las dos mejores registros. La victoria en esta prueba fue para la húngara Boglarka Kapas (8:21.40), Jazmin Carlin (8:23.52) y la eslovena Tajsa Oder (8:25.68) le acompañaron.

La que sigue consiguiendo medallas es la húngara Katinka Hosszu, que consiguió un oro en los 200 estilos con récord de los Campeonatos (2:07.30) y la plata en los 100 espalda (58.94), prueba en la que sucumbió ante la danesa Mie Nielsen (58.73), batiendo también el récord de la historia de los Europeos. En la otra final de la tarde, de los 200 braza masculina, el oro fue para el británico Ross Murdoch (2:08.33), y acto seguido llegaron el favorito, el alemán Marco Koch (2:08.40), y el italiano Luca Pizzini (2:10.39).

También se metió en la final de los 200 braza Jessica Vall, que está demostrando una madurez en el agua que le hace ser optimista para los Juegos. La nadadora del CN Sant Andreu logró un tiempo de 2:24.56, nadando de menos a más, puliendo aquellos aspectos técnicos en los que tiene déficit y que, poco a poco, está mejorando.

En la última final de la jornada antes de los relevos, el francés Camille Lacourt hizo doblete y se adjudicó el 50 espalda con una marca de 24.77. Dominador en el tramo final de la prueba, en un gran momento de forma, el francés se coloca en buena posición en los 100 espalda para los Juegos. Segundo fue el húngaro Richard Bohus (24.82) y el bronce se lo llevó el ruso Grigory Tarasevich (24.86).