NEW YORK YANKEES

Se encienden todas las alarmas en el Bronx

Horrible comienzo de los New York Yankees en todas las áreas, mientras que su máximo rival como son los Red Sox están liderando la división.

Se encienden todas las alarmas en el Bronx
CJ GUNTHER EFE

Tras acabar la temporada regular 2015 con 87 victorias y 75 derrotas, el equipo dirigido por Joe Girardi perdió 3-0 en el Yankee Stadium frente a los Houston Astros con un Dallas Keuchel intratable.

Tras esta derrota, llegaba la offseason y quedaba claro que tocaba moverse para intentar adquirir nuevas piezas que elevarán el nivel del equipo. Bastante hicieron llegando a la postemporada con una plantilla que pese a tener muchos nombres, parecía que varios jugadores ya habían dado lo mejor en las Grandes Ligas.

Decidieron formalizar el traspaso de Starlin Castro, que venía de hacer una gran temporada con los Chicago Cubs y al gran closer Aroldis Chapman, que estaría sancionado los primeros 30 partidos (ya van 23) por violencia doméstica. Para unirse junto a David Betances y a Andrew Miller e intentar administrar las ventajas y cerrar los partidos con gran autoridad.

Los contratos de los jugadores más importantes aún tienen varias temporadas de duración y lógicamente lastran al equipo, ya que actualmente no deberían ganar tanto dinero para lo que después hacen en el campo.

La franquicia más famosa en la MLB y probablemente la más odiada, es la segunda que más dinero se deja en salarios pagando 214.248.571 solo por detrás de Los Angeles Dodgers.

El jugador mejor pagado es un CC Sabathia, que ha tenido muchos problemas extradeportivos relacionados con el alcoholismo. Está cobrando 24.285.714 y actualmente es último pitcher de la rotación. En 4 partidos, ha lanzado en 21.1 I.P, permitiendo 25 hits, 12 carreras, 11 bases por bolas y una ERA de 5.06.

Los siguientes tres jugadores mejor pagados siguen rindiendo aunque lógicamente los años en dos casos no perdonan.

Mark Teixeira ganará 23.125.000 este año y su rendimiento por ahora no está siendo muy bueno. En 23 partidos ha conectado 18 hits, 11 RBI, 3 HR pero solo un .225 de AVG. El otro jugador veterano es Alex Rodríguez, esta temporada cobrará 22 millones y en 19 partidos ha conectado 14 hits, 12 RBI, 5 HR (dos de ellos en la última serie) y con .203 de AVG.

Por último, jugadores como Jacoby Ellsbury que ganará 21.142.857 y que en el partido de wildcard 2015 fue relegado a la suplencia. También Brian McCann (17.000.000) y Carlos Beltrán (15.000.000) tienen aún salarios muy elevados para su actual nivel que parece que no mejorará en esta temporada.

En cuanto a la rotación de pitchers, el único que si está rindiendo bien es Masahiro Tanaka, que pese a cobrar 22.000.000, todavía si rinde a un gran nivel. En 5 partidos, ha lanzado 31.1 I.P, permitiendo una cifra razonable de carreras (10) y con una ERA de 2.87.

Los demás jugadores que completan la rotación, sí que están siendo un desastre. Nathan Eovaldi en 5 partidos, ha lanzado 29.2 I.P, permitiendo 33 hits, 18 carreras, 5 HR y con una ERA altísima de 5.46. Michael Pineda en 5 partidos, ha lanzado 27.0 I.P, permitiendo 25 hits, 19 carreras, 7 HR y con una ERA elevadísima de 6.33. El ultimo pitcher es el joven Luis Severino, que en 4 partidos, ha lanzado 19.2 I.P, permitiendo 32 hits, 15 carreras, y una ERA de 6.86 que es indigna de un pitcher titular de los NYY, aunque tenga mucho margen de mejora.

Pese a que hay varias cosas positivas como los 27 hits que ya lleva Starlin Castro, aunque ha bajado el nivel lógicamente porque era imposible de mantener su inicio de temporada. También el gran rendimiento de Andrew Miller con una ERA de 0.00 en 10 I.P son solo las únicas notas positivas en lo que va de temporada.

Si quieren reaccionar pronto, porque si no se pueden descolgar y aunque la temporada de MLB es muy larga hay peligro real de perder el 2016 muy pronto, tienen que mejorar en casi todo.

Lo más importante es que los pitchers titulares de la rotación tienen que elevar su nivel rápidamente, acercándose más al juego de Masahiro Tanaka o con esta ofensiva seguirán perdiendo muchísimos partidos. Si dejan de permitir tantas carreras, la ofensiva también despierta y eleva su nivel con más hits y home runs, pueden intentar luchar ya que están en la Liga Americana (menos nivel a priori).

Si no es el caso, la afición del Bronx puede empezar a desesperarse, ya que acostumbrada a ganar en el siglo XXI no tiene tanta paciencia como otras. Veremos si Aroldis Chapman también ayuda con su cercano retorno, aunque tiene pinta que será una larga temporada y que en la offseason del 2017 puede haber cambios drásticos en caso de seguir con la actual dinámica.