Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Euroliga
LaLiga Santander
LaLiga SmartBank
Bundesliga
Ligue 1
PSG PSG PSG

-

Lille Lille LIL

-

Euroliga
B. Munich MUN

-

Panathinaikos PAN

-

Asvel Villeurbanne AVI

-

Fenerbahce FNB

-

JUEGOS OLÍMPICOS RÍO 2016

Los abanderados de España en los Juegos Olímpicos de verano

Rafa Nadal será el abanderado español en los Juegos Olímpicos de Río y se suma a una lista con deportistas ilustres como Pau Gasol o David Cal.

Los abanderados de España en los Juegos Olímpicos de verano
JONATHAN BRADY

Rafa Nadal ha sido nombrado este miércoles como abanderado español en los próximos Juegos Olímpicos de Río. Nadal se ha convertido en el vigésimoprimer deportista español que llevará la bandera de España en la ceremonia de inauguración en unos Juegos Olímpicos. El tenista balear, que ya fue candidato a ser abanderado en los Juegos Olímpicos de Londres, donde fue baja a causa de una lesión, sucede en la lista de abanderados españoles al baloncestista Pau Gasol, que tuvo el honor de portar la enseña española en los Juegos Olímpicos de Londres 2012. De esta forma, Nadal se convierte además en el primer tenista español que es nombrado abanderado.

En 1920, el abanderado español en los Juegos de Amberes fue el futbolista de la Real Sociedad Mariano Arrate, que jugó el primer partido de la historia de la selección española y fue capitán del combinado español que logró la medalla de plata en aquellos Juegos. En París 1924, otro guipuzcoano, el atleta Félix Mendizábal (considerado el atleta más rápido de España a comienzos del siglo XX), fue el encargado de llevar la bandera. Su compañero y paisano Diego Ordóñez, también atleta, le tomaría el relevo como abanderado en los Juegos de Ámsterdam de 1928. El deportista de tiro olímpico Julio Castro sería el abanderado en Los Ángeles 1932.

Después de la ausencia de España en los Juegos de Berlín de 1936 debido a la Guerra Civil y a la suspensión de las Olimpiadas de Helsinki y Londres por la Segunda Guerra Mundial, las siguientes olimpiadas no se celebrarían hasta Londres 1948. En aquella ocasión, el judoka Fabián Vicente fue el abanderado español. En 1952, en los Juegos de Helsinki, el remero Luis Omedes fue el encargado de portar el estandarte español. En 1956, España sólo disputó las pruebas de equitación de los Juegos de Melbourne (las cuáles se disputaron en Estocolmo) como protesta por la dura represión a la revolución húngara. En las Olimpiadas de Roma de 1960, el gimnasta Jaime Belenguer, que entrenó con Joaquín Blume, fue el encargado de llevar la bandera española. En los Juegos Olímpicos de Tokio 1964, el jugador de hockey Eduardo Dualde, vencedor de la medalla de bronce en los Juegos de Roma, fue el abanderado nacional.

En los Juegos de México de 1968, el honor de portar la bandera española recayó en el regatista Gonzalo Fernández de Córdoba y Larios, que participó en cuatro Juegos Olímpicos entre 1960 y 1972. Le tomaría el testigo en los Juegos de Múnich 1972 el esquiador Paquito Fernández Ochoa, el primer español en conseguir una medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Invierno y que sería abanderado en los Juegos Olímpicos de Invierno de Sapporo 1972, Innsbruck 1976 y Lake Placid 1980.

El boxeador asturiano Enrique Rodríguez sería el abanderado en los Juegos de Montreal en 1976. Otro astur, el piragüista Herminio Menéndez le sucedería en los polémicos Juegos Olímpicos de Moscú 1980. El regtista Alejandro "Jan" Abascal, que logró la medalla de oro en Moscú, fue el encargado de portar la bandera en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles en 1984.

La Familia Real fue la encargada de llevar la bandera española en las dos siguientes Olimpiadas. Primero lo hizo la infanta Cristina en los Juegos Olímpicos de Seúl 1988, y cuatro años después el entonces príncipe Felipe en los Juegos Olímpicos de Barcelona de 1992.

En los Juegos de Barcelona, Luis Doreste fue el encargado de hacer el juramento de los atletas. Cuatro años más tarde, el medallista de oro en 1984 y 1992 tendría el honor ser el abanderado en los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996. Un oro olímpico en esos Juegos, el jugador de waterpolo Manel Estiarte, uno de los mejores jugadores de finales de los 80 y comienzos de los 90, sería el encargado de llevar la enseña nacional en los Juegos Olímpicos de Sydney 2000. 

Isabel Fernández, una de las mejores judokas españolas, se hizo con el oro en Sydney y cuatro años más tarde fue elegida para ser la abanderada en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004. En Pekín 2008, el honor de portar la bandera lo tuvo el palista gallego David Cal, el español con más medallas olímpicas, con 5 preseas, dos de oro y dos de plata. Para los Juegos Olímpicos de Londres 2012, Rafa Nadal fue elegido como abanderado tras ganar el oro en los Juegos Olímpicos de Pekín. Sin embargo, el tenista manacorí tuvo que renunciar a las Olimpiadas a causa de una lesión. Le sustituyó como abanderado Pau Gasol, dos veces plata olímpica en los Juegos de Pekín 2008 y en los Juegos de Londres 2012. Cuatro años después, Nadal podrá portar la bandera española en la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.