Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Liga Endesa ACB
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
LaLiga Santander
LaLiga SmartBank
Huesca Huesca HUE

-

Rayo Rayo RAY

-

Liga Endesa ACB
Montakit Fuenlabrada FUE

-

Valencia Basket VAL

-

Iberostar Tenerife TEN

-

UCAM Murcia MUR

-

Unicaja MAL

-

Herbalife Gran Canaria CAN

-

Retabet Bilbao BLB

-

Morabanc Andorra AND

-

Serie A
Ligue 1
Rennes Rennes REN

-

Angers Angers ANG

-

Niza Niza NIZ

-

Metz Metz MTZ

-

Liga Holandesa
ADO Den Haag ADO Den Haag ADO

-

Twente Twente TWE

-

PSV PSV PSV

-

Fortuna Sittard Fortuna Sittard FSI

-

VVV-Venlo VVV-Venlo VVV

-

FC Emmen FC Emmen EMM

-

Zwolle Zwolle ZWO

-

AZ Alkmaar AZ Alkmaar AZ

-

TEMPORADA REGULAR

Nadie es capaz de detener a los Washington Nationals

El conjunto capitalino ha sido capaz de auparse a la mejor marca de toda la competición, aunque tenga que recurrir a las entradas extra.

Nadie es capaz de detener a los Washington Nationals
Greg Fiume AFP

Visto el inicio de la temporada a cargo del equipo de la capital, uno puede pensar que el impacto de Dusty Baker es mayor al previsto o debe haber algo en el agua. Sea como fuere, los Nationals siguen con su imponente arranque de año y poseen el mejor récord de todas las Grandes Ligas, incluso aunque tengan que recurrir a entradas extra.

New York Yankees-Tampa Bay Rays (1-8)

Resulta paradójico que un equipo que no es conocido por tener a muchos pegadores entre sus filas sea capaz de protagonizar un despliegue de esta magnitud. Cinco home runs consiguieron los Rays contra Michael Pineda y compañía (o dos más que en toda la campaña para los Atlanta Braves) en la demolición neoyorquina en el Bronx, salvando de esta manera la serie. Steven Souza Jr. celebró a lo grande su 27º cumpleaños en una horrible actuación del dominicano, que nunca fue un rival para el zurdo Drew Smyly.

Toronto Blue Jays-Oakland Athletics (6-3)

El pitcher Drew Hutchison debe ser el amuleto particular para el ataque de los Blue Jays porque siempre que está en el montículo, los canadienses batean como si no hubiera un mañana. José Bautista logró un home run de dos carreras y Ezequiel Carrera también se sumó a la fiesta para unos Blue Jays que encadenan su tercer encuentro consecutivo anotando cinco carreras como mínimo. ¿Acaso está despertando el monstruo del año pasado?

Detroit Tigers-Cleveland Indians (3-6)

El barrido de los Indians en la ciudad del motor quedó en un segundo plano tras la lesión de su pitcher titular Carlos Carrasco cubriendo una acción en primera base. Aunque se desconoce el alcance de la misma, el problema muscular podría tener de baja al lanzador más consistente de la plantilla de Cleveland durante un extenso período de tiempo. El bajón de Miguel Cabrera y Justin Upton nos dio una imagen distinta de ambos: ocupando plaza en el banquillo.

Cincinnati Reds-Chicago Cubs (0-9)

Alfredo Simón se convirtió en un mero pitcher de práctica de bateo para los incandescentes bates de los Cubbies. Anthony Rizzo continúa con su tórrido inicio de campaña, logrando dos home runs e impulsando cuatro carreras. Miedo da pensar cuando sea capaz de tener una media mejor del .203 que acumula hasta la fecha. Sea quien sea el que esté en el turno, la producción no se detiene.

Atlanta Braves-New York Mets (2-3)

El pitcher de los Mets, Jacob deGrom, fue efectivo en su primer partido desde el 8 de abril.

Jacob deGrom y los bates de los Mets se interpusieron en el debut en las Grandes Ligas de la promesa Aaron Blair, que comenzó dubitativo y terminó cansado antes de dejar en el marcador la diferencia clave. Michael Conforto impulsó dos de las carreras de los neoyorquinos y deGrom no mostró mayores problemas a la hora de obtener un nuevo triunfo en la campaña, permitiendo una carrera en cinco entradas y dos tercios.

Washington Nationals-Minnesota Twins (6-5 en 16 entradas)

Dusty Baker y los Nats salieron del partido de “La dimensión desconocida” como lo bautizó el skipper capitalino, completando el encuentro más largo de la campaña en casi seis horas de duración. Incluso tomándose el día libre, Bryce Harper fue capaz de aportar su granito de arena, consiguiendo como pinch-hitter el home run del empate, y su sustituto, Chris Heisey, el home run de la victoria.

Chicago White Sox-Minnesota Twins (4-1)

Con cada partido que se disputa, Mat Latos parece más y más una auténtica ganga para la gerencia de los White Sox, que apostaron por alguien con potencial, y cuyo balance actual es es de dos carreras concedidas en 24 entradas y un tercio. La rotación de los de Illinois sigue lanzando como los ángeles y los recién llegados Dioner Navarro y Brett Lawrie impulsaron las carreras decisivas para sumar un nuevo triunfo en su casillero.

Milwaukee Brewers-Philadelphia Phillies (8-5)

Wily Peralta fue el beneficiado de la explosión definitiva de los bates de los Brewers contra Jared Eickhoff, merced a los home runs de Scooter Gennett y Alex Pressley. Más allá de la victoria del titular de los de Milwaukee en la jornada inaugural, es revelador el sobresaliente inicio de campaña de Ryan Braun, que parece el de las mejores ocasiones.

Kansas City Royals-Baltimore Orioles (6-1)

Una errática primera entrada no se llevó por delante a Yordano Ventura, cuyo mayor problema sigue siendo mantener la sangre fría, especialmente en los momentos en los que las cosas no terminan de salirle, y fue capaz de anular a los poderosos Orioles a lo largo de siete entradas. Eric Hosmer alcanzó base por 26º partido consecutivo y Alex Gordon volvió a sacarla del campo.

Los Ángeles Angels-Seattle Mariners (4-9)

El duelo de pistoleros inicial, con siete carreras anotadas en la primera entrada, no consiguió sacar del choque a Wade Miley, que logró su primer triunfo con los Mariners, superando el home run con el que Albert Pujols igualaba a Reggie Jackson en la decimotercera plaza de todos los tiempos con 563. Desgraciadamente para sus Angels, esa fue la única nota positiva del choque.

La mejor versión de Giancarlo Stanton hizo acto de aparición en el AT&T Park de San Francisco.

San Francisco Giants-Miami Marlins (3-4)

Los bates de los Marlins despertaron en su último partido en el AT&T Park para evitar el barrido frente a los californianos, con un especial protagonismo para Realmuto con sus cuatro hits y el home run conseguido por Giancarlo Stanton, al que se le esperaba y que apareció por fin en la serie. Su baja productividad es una de las claves por la que los Marlins sólo sumaron su tercer triunfo en once partidos.

Colorado Rockies-Los Ángeles Dodgers (10-12)

Toma y daca constante en un encuentro loco en el Coors Field entre Rockies y Dodgers. Nada nuevo bajo el sol cuando se habla del infierno para los pitchers de Colorado, que vio como ambos equipos parecían dispuestos a tirar las opciones de ganar el encuentro hasta que la reacción definitiva fue capitaneada por Chase Utley como parte de las cinco carreras anotadas contra Jake McGee en la parte alta de la novena.

Arizona Diamondbacks-Pittsburgh Pirates (10-12 en 13 entradas)

El aire del desierto de Arizona parece influir de la misma alocada manera que la altitud de Denver, haciendo que ambos colectivos de lanzadores fuesen incapaces de mantener sus posiciones y ganar el partido. Al final, tan disparatado fue el encuentro, que Sean Rodríguez impulsó la carrera definitiva en entradas extra por encima de la cabeza del pitcher titular Shelby Miller que estaba jugando como exterior izquierdo. Lo dicho, de locos.

St. Louis Cardinals-San Diego Padres (5-8)

Lo que necesitaban los bates de los Cardinals era la visita al Petco Park, o más concretamente, Jedd Gyorko, antiguo hijo pródigo de los Padres, que volvió a victimizar a sus antiguos compañeros con tres hits, incluido un home run. En total, su serie fue extraordinaria con 6 hits en 11 oportunidades, dos home runs, un triple, cuatro carreras impulsadas y tres anotadas. Lo importante será ver si produce contra el resto de la competición.

Houston Astros-Boston Red Sox (5-7 en 12 entradas)

Gran capacidad de reacción de los Astros frente a los Red Sox, con un home run de dos carreras de Colby Rasmus, que estuvo increíble en toda la serie, ante Craig Kimbrel. Desafortunadamente para ellos, la remontada no llegó a completarse y los BoSox consiguieron hacer sangre (una vez más) contra Ken Giles (y no son los únicos) para llevarse la serie en un partido que duró casi cinco horas y media. El que la persigue, la consigue como dirían en Yawkey Way.