ATLETISMO | MARATÓN

Boston: atletas de élite y una amputada en los atentados

Correrán los vencedores de 2015, el etíope Desisa y la keniana Rotich. Intentará acabar Adrianne Haslet-Davis, que perdió parte de una pierna en las explosiones.

Boston: atletas de élite y una amputada en los atentados
AFP

La carrera de maratón anual más antigua del mundo (comenzó en 1897), la de Boston, se celebra este lunes con un grupo de atletas de altísima calidad en busca de la victoria y con medio millón de personas que saldrán a las calles para animarlos no sólo a ellos, sino a los alrededor de 30.000 corredores que tomarán la salida. Y medidas de seguridad extremas, porque la mítica carrera fue atacada por el terrorismo en 2013, con el resultado de tres muertos y casi trescientos heridos, entre ellos no pocos amputados graves.

Intentarán repetir la victoria que alcanzaron el año pasado el etíope Lelisa Desisa y la keniana Caroline Rotich. En hombres estarán en competición siete hombres con marcas acreditadas por debajo de 2h 05:00, la frontera entre los maratonianos extraordinarios y los fuera de serie. Por supuesto, todos ellos africanos: Sammu Kitwara (2h 04:28), Tsegaye Mekonen (2h 04:32)..En mujeres Caroline Rotich se verá las caras nada menos que con Tiki Gelana, la actual campeona olímpica. 

Las federaciones de Kenia y Etiopía, los dos gigantes de la maratón mundial, consideran la carrera bostoniana como referencia más que importante para la selección para los Juegos Olímpicos de Río. Bosotn sigue atrayendo la atención del mundo del atletismo, a pesar de que sus marcas no podrán ser homologadas por el excesivo desnivel entre las línea de salida y la de llegada. 

Y junto a las grandes estrellas, miles de corredores y una mujer llamada Adrianne Haslet-Davis, que en 2013 estaba animando en la grada a los corredores que llegaban a la meta cuando la segunda explosión terrorista le seccionó la parte inferior de la pierna izquierda. Era bailarina. Ahora tiene una prótesis y, ayudada por sus amigos, pretende completar la carrera. Un ejemplo de superación.