FÚTBOL SALA | PREMUNDIAL

España logra el billete para el Mundial con mucho sufrimiento

La Selección venció (5-1) a Eslovenia, pero a falta de cinco minutos estaba fuera. Miguelín tiró del equipo y Juanjo lo sostuvo en un partido muy tenso.

España estará en el Mundial de fútbol sala de Colombia tras vencer a Eslovenia 5-1 en Melilla y levantar el 1-0 en contra que encajó en Maribor. Hasta ahí parece que se cumplió la lógica, pero la realidad es que la Selección fue capaz de sacar adelante un encuentro muy tenso, complicado, bronco, que por momentos pareció escaparse de las manos. De hecho, a falta de cinco minutos para el final, la Selección estaba fuera del Mundial en lo que podía significar un fracaso monumental. Pero, de justicia es decirlo, desde el seleccionador José Venancio López hasta los jugadores (y el público melillense que empujó en todo momento) estuvieron a la altura para certificar un billete al Mundial que se logró con mucho sufrimiento.

Y eso que el inicio fue el soñado, con gol rápido (minuto dos) de Raúl Campos, para encarrilar la remontada. El problema es que Eslovenia no perdió el sitio, ni dejó de creer en su plan, parecido al que le dio la victoria en el partido de ida: defensa cerrada, con presión a media pista y con facilidad para salir a la contra. Aún así, el empate que lograron fue por un despiste español en un rechace, que Bebe no despejó y Sirok, muy listo, metió el pie.

Ese gol obligaba a España a ganar de dos, aunque aún quedaba todo el partido por delante. Y desde entonces apareció el mejor jugador del partido: Miguelín. El ala de ElPozo está enorme esta temporada. Su velocidad y disparo se convirtieron en el principal arma de España ante un rival que desde el empate desplegó un juego lento, bronco, que intentaba cortar el ritmo de la Selección siempre que podía. Algo que logró a la perfección gracias a la permisividad arbitral.

Y así se llegó al segundo tiempo, que empezó de forma calcada al primero, con gol de Ortiz. El 2-1 parecía dar confianza a España, que ya contaba con el público volcado, pero al que le costaba un mundo batir al meta Puskar, el mejor esloveno de toda la eliminatoria. Pero eso no significaba que Juanjo tuviera un partido plácido. El meta murciano del Benfica, titular por sorpresa, estuvo sobresaliente y su actuación fue clave.

El seleccionador José Venancio López no quiso esperar para meter a Sergio Lozano como portero-jugador a falta de 12 minutos. Ahí sí que el control español ya fue total y el 3-1 debía caer, pero no llegaba. El técnico bilbaíno buscaba soluciones para evitar el desastre, mandó a Adri sustituir a Lozano como portero-jugador y, por fin, dio en la tecla: Raúl Campos lograba el ansiado gol que valía un billete para el Mundial.

A partir de ahí Eslovenia aún daría algún susto, pero Miguelín, de falta para poner la guinda a su extraordinario partido, y Aicardo de doble penalti, cerrarían un 5-1 a todas luces engañoso, pero que sirve a la Selección para no faltar a la cita mundialista donde, después de pasar el mal trago esloveno, volverá a aspirar a todo.   

Ricardinho y Portugal también estarán en Colombia 2016

La Portugal de Ricardinho también estará en el Mundial de Colombia de septiembre después de vencer a Serbia 2-1 (4-2 en el global) en un encuentro donde Cardinal adelantó a los lusos. Tampoco tuvo un partido fácil Rusia, que empató 2-2 con Bielorrusia y pasó gracias al 1-4 de la ida. Menos problemas tuvieron Kazajistán (que le metió 7-0 a Polonia con gol de Higuita incluido), Ucrania (11-1 en el global a Eslovaquia) y la Azerbaiyán que dirige el español Tino Pérez, que empató 4-4 en Holanda (ganaron 5-1 en la ida).