Temporada regular

Los Orioles arruinan la fiesta de despedida de David Ortiz

El equipo de Baltimore, que permanece invicto en la liga, fue capaz de alterar el guión que llamaba a iniciar el año de despedida de 'Big Papi' a lo grande.

Los Orioles arruinan la fiesta de despedida de David Ortiz
CJ GUNTHER EFE

El mundo del deporte está lleno de grandes momentos, de esos instantes que perduran en el recuerdo y sería una tontería negar que el dominicano David Ortiz ha aportado unos cuantos. Más allá de los colores a los que uno tenga simpatía, hay que reconocer que el bateador designado de los Boston Red Sox ha enriquecido el imaginario popular hasta niveles insospechados. Todo pintaba bien para el último estreno en casa en su carrera deportiva de ‘Big Papi’… hasta que aparecieron los Orioles.

Detroit Tigers-Pittsburgh Pirates (4-7)

La puesta de largo de Justin Verlander ante su público no pudo ser menos afortunada. La parte baja del turno de bateo le hizo muchísimo daño y los bates de los Pirates fueron capaces de elevar el número de sus lanzamientos hasta sacarle del encuentro en la quinta entrada, con siete carreras concedidas. Más allá de los home runs de J.D. Martínez y Nick Castellanos, definitivamente no iba a ser un buen día para las figuras sobre la loma.

Boston Red Sox-Baltimore Orioles (7-9)

Como hablaba en la introducción, el inicio de los locales no pudo ser más esperanzador, con un David Ortiz que contribuía con una carrera impulsada pocos minutos después de que su hija Alex cantara el himno estadounidense. Unido al hecho de tener a David Price sobre el montículo, la vida era maravillosa para los de Boston… hasta que los Orioles sacaron del partido al zurdo y se cebaron con un bullpen cuyo closer Craig Kimbrel permitió el primer home run de su carrera con corredores en posición de anotar. Siete años han tenido que transcurrir hasta la llegada de Chris Davis y los Orioles siguen imbatidos.

Philadelphia Phillies-San Diego Padres (3-4)

Un ‘safety squeeze’ de Alexi Amarista, una dejada suicida con la que se anota la carrera que puso por delante a los Padres junto al home run del recuperado Wil Myers fue la gran diferencia en este duelo, más allá de las dos veces que el video favoreció a los californianos. Supongo que hay días más propicios que otros.

Minnesota Twins-Chicago White Sox (1-4)

Ni siquiera la inspiradora presencia del gran Rod Carew, uno de los mejores bateadores de contacto de todos los tiempos y mito del club, fue suficiente para que los Twins acabasen su pésimo inicio de campaña. La clave de la sorpresa de los de Minneapolis el año pasado fue su gran mes de mayo, en el que consiguieron un récord de 20-7 para mantenerse en la mediocridad durante el resto del año. Esta temporada han perdido los mismos encuentros que en mayo en otros tantos partidos. Hay años y años.

St. Louis Cardinals-Milwaukee Brewers (10-1)

El saque de honor realizado por el gran Lou Brock, que perdió parte de una pierna por complicaciones con la diabetes Tipo 2, fue el acicate que necesitaban los Cardinals para continuar con su reacción tras ser barridos en la primera serie. El rookie de 28 años Jeremy Hazelbaker está convirtiendo en una figura de culto y que batear un .526 siempre ayuda. Michael Wacha también lanzó el primer gran encuentro de la temporada por parte de un pitcher titular y rápidamente los Cards reconducen el barco.

New York Mets-Miami Marlins (3-10)

Steven Matz no había permitido más de tres carreras en una salida de su corta carrera en las Grandes Ligas. Pues bien, los Marlins le dieron un serio correctivo al destrozarle con siete carreras en una entrada y dos tercios. De largo, su peor actuación a nivel profesional. Los errores, las imprecisiones, el enorme tiempo transcurrido entre salida y salida nos dejaron una imagen desconocida de uno de los pitchers jóvenes más prometedores de la liga. Aparte de ver a un Barry Bonds sonriente en el banquillo, la mejor imagen es ver a Giancarlo Stanton destrozar la pelota como acostumbra y eso es oro puro.

Washington Nationals-Atlanta Braves (6-4)

Ni siquiera una mediocre actuación por parte del enorme Max Scherzer fue suficiente para evitar que los Braves sigan buscando su primera victoria del año y que se aproximen peligrosamente a la marca de 1988, cuando perdieron sus diez primeras citas de la campaña. Como ha venido ocurriendo en la temporada, toda ventaja es insegura es menos del equipo, pero ya cambiará la tendencia… o eso parece.

Chicago Cubs-Cincinnati Reds (5-3)

Si todos los partidos de los cachorros van a ser tan emocionantes como la puesta de largo ante su público, se van a convertir en visionado obligado, si es que no lo son ya. Un no-hitter que se traía entre manos el titular de los Reds, Brandon Finnegan, se vio cortado en la séptima entrada y contra el bullpen de los visitantes, se desató el Apocalipsis o lo que sea que había en el bate de Addison Russell. Una épica remontada para un club que cree y mucho en sí mismo.

Houston Astros-Kansas City Royals (8-2)

La primera impresión que dejó el debut en la temporada por parte de Collin McHugh no fue muy positiva. Más bien fue espantosa. Con esto se demuestra que no hay que fijarse en el corto plazo, por poco esperanzador que pudiera parecer. La recuperación se inició y no contra cualquiera sino contra los campeones del mundo. Tener a Colby Rasmus, Carlos Correa, José Altuve o el interesante rookie Tyler White tampoco es moco de pavo.

Oakland Athletics- Los Ángeles Angels (1-4)

Era cuestión de tiempo. Mike Trout consiguió cazar al bueno de Sonny Gray y, de esta manera, logró el primero de los muchísimos home runs que conseguirá a lo largo de 2016. El regreso a su estado natural es la mejor noticia es el desangelado (sé que es chiste fácil) inicio de los de Anaheim. Que Tropeano sea capaz de lanzar cinco entradas sin conceder carreras es positivo, muy positivo para las opciones del club.

Seattle Mariners-Texas Rangers (3-7)

La sensación Nomar Mazara está cautivando a la afición de los Rangers y es que su mayor promesa viene con la intención de quedarse más allá de su estancia en las Grandes Ligas por la lesión de Choo. Rougned Odor continúa con su imponente inicio de temporada.