Competición
  • Premier League
  • Serie A
Premier League
Serie A

Las olas estuvieron a punto de echar a pique a los barcos

REMO | OXFORD-CAMBRIDGE

Las olas estuvieron a punto de echar a pique a los barcos

Las olas estuvieron a punto de echar a pique a los barcos

REUTERS

Cambridge rompió la racha de tres victorias consecutivas de los Dark Blues. En mujeres Oxford repitió la victoria de hace un año, en el debut femenino.

Viento fuerte y olas que más que fluviales parecían marítimas y en un día de casi marejada. Las condiciones en el Támesis eran extremas en la 162 edición de la Oxford-Ca,bridge, la regata más famosa del mundo, y los barcos de las dos universidades británicas más prestigiosas se vieron en dificultades para mantenerse a flote. Dos regatas, masculina y femenina, épicas, durísimas, apasionantes. Entre Putney y Mortlake, sobre 6,8 kilómetros corriente arriba. 

En hombres Cambridge consiguió su objetivo de romper la racha de tres victorias consecutivas de Oxford. Los Light Blubes fueron superiores a los Dark Blues, llamados así por el azul cielo y el azul marino de su indumentaria. Cambridge cumplió con esa tradición: sus remeros eran un kilo y medio más pesados que los de su barco rival. Y vencieron, casi desde el principio, dirigidos por el medallista olímpico en Sydney 2000 Steve Trapmore, que ejerce actualmente como entrenador jefe. 

Pero las chicas de Cambridge, que también ponían sobre la quilla más kilos que sus oponentes, perdieron. Y a punto estuvieron de naufragar. Su lucha contra las olas parecía extrañida de una película de tifones, de barcos azotados por todas las tempestades. Sólo que aquí el agua era dulce, aunque turbia y poco amigable.

Victoria fácil de Oxford en la segunda edición en la que compartían protagonismo con sus compañeros de las universidades y de la regata. El año pasado también ganaron las Dark Blues. Nuevamente se han coronado. 

0 Comentarios

Normas Mostrar