Competición
  • Clasificación Eurocopa

BALONMANO |COPA EHF

El Granollers pasa a cuartos de final de forma agónica: 24-24

Ferran Solé, máximo goleador con 10 tantos, empató el partido con el Aalborg danés a 9 segundos del final. Los catalanes terminan segundos de su grupo.

El Fraikin BM Granollers consiguió este domingo la clasificación para los cuartos de final de lña Copa EHF once años después de forma agónica y con un empate a 24 a nueve segundos del final gracias a un tanto de Ferran Solé, máximo goleador vallesano con diez tantos.

Los vallesanos, que habían dominado la primera mitad y llegaron a una máxima de +5 (11-6), vio como el conjunto danés le daba la vuelta al marcador en la segunda parte. Los nervios atenazaron a los de Carlos Viver, que, arropados por su público, consiguieron salvar el partido.

Esta temporada, a diferencia de la pasada, los vallesanos sí pasarán a cuartos con siete puntos mientras al Ystads sueco no le habrá servido de nada la victoria ante Anaitasuna del sábado.

El Granollers empezó el partido sabiendo que le valía el empate -para ser segundo- o la victoria -para liderar el grupo-, pero la primera mitad empezó loca, con un ritmo intensísimo que no le convenía a Aalborg, que se presentó con tan sólo once jugadores.

El Fraikin dominó desde el inicio, aunque las paradas de Soren Westphal impidieron que los de Viver se fueran rápidamente en el marcador. Consiguieron una máxima renta de tres goles (3-0) que el Aalborg fue recortando a partir de la segunda exclusión de Marc García -Sagosen le forzó dos exclusiones, una de ellas muy protestada-.

El partido era un correcalles, sin un segundo de tregua, y Aalborg aprovechó una pérdida de balón de los vallesanos para restablecer el equilibrio (6-6, min 17), aunque la alegría les duró muy poco porqué acto seguido los de Viver respondieron con un parcial de 5-0 -con tres paradas de Almeida, una de ellas de contragolpe- que el técnico danés Stefan Madsen intentó parar tras el 9-6 (min 19:42).

Granollers tenía una buena ventaja con el 11-6, pero Sagosen empezó a hacer de la suyas, con mucha precisión desde los nueve metros, y el Alalborg consiguió acercarse a dos goles (12-10) con un parcial de 1-4 que Solé se encargó de dejar en tres (13-10) al llegar al descanso.

El intercambio de goles con el que se reanudó el partido mantuvo la distancia de tres tantos hasta el 15-12 -gol de Zeba Pacheco-. Después al Granollers se le hizo de noche en ataque y Aalborg le dio la vuelta al marcador con un parcial de 1-8 (16-20) ante el estupor de la parroquia local, que se quedó muda por unos instantes.

Viver había intentado parar el partido con el 15-16 (min. 39:35) para buscar soluciones que en un principio no llegaron.

Un tanto de Marc Cañellas puso el 17-20 y prendió la mecha. Madsen pidió tiempo con el 19-21 (min 49:07) pero Fraikin consiguió empatar a 22.

Pero la precipitación se adueñó de los vallesanos y Aalborg, con ataques muy largos consiguió escaparse de nuevo con dos goles de margen (22-24).

El Aalborg se quedó con dos menos -Larsen y Tvedten- por entorpecer dos contragolpes vallesanos después de pérdida de balón pero ni así conseguía Fraikin perforar el marco de Westphal, que le sacó dos a Solé desde el extremo que parecían la sentencia. Viver paró el partido (min 58:43), y acto seguido su equipo consiguió llevar el balón a Resina que no perdonó. Almeida paró la siguiente acción a Engelbrecht y Solé, que había fallado dos seguidas, no falló la decisiva que empataba el partido a 24.

El Aalborg pidió tiempo y, con sólo nueve segundos por delante, salió con portero-jugador pero Zeba Pacheco interceptó el lanzamiento de Tvedten. El balón se perdió por la línea de banda y a Aalborg no le dio tiempo para dirigir un último lanzamiento a portería.