DENVER BRONCOS

Los Denver Broncos igualan la oferta por C.J. Anderson

Los Miami Dolphins le habían ofrecido un contrato de 18 millones de dólares por cuatro años y el equipo de John Elway ha decidido quedarse al corredor.

Los Denver Broncos igualan la oferta por C.J. Anderson
Getty Images

Dicen en mi tierra que el miedo guarda la viña. Y en Denver deben tener un refrán parecido porque el miedo ha hecho que tomasen una decisión que tan sólo hace una semana creerían imposible: han igualado la oferta de los Miami Dolphins por C.J. Anderson y se quedarán al corredor para los próximos cuatro años.

C.J. Anderson era agente libre restringido. Si los Broncos querían quedarse con él, sin asteriscos, podrían haberle aplicado la máxima protección, darle poco más de dos millones de dólares este año y tener seguro que jugaría para ellos. Pero no. Por aquel entonces estaban intentando convencer a Brock Osweiler para que aceptase una oferta de 16 millones de dólares por año y lo que pasase con el corredor era asunto no menor, sino casi inexistente.

Los Miami Dolphins, que acababan de perder a Lamar Miller, aprovecharon el hueco y le pusieron a Anderson encima de la mesa un contrato de 18 millones de dólares por cuatro años, siendo el primero año de más de seis millones contra el espacio salarial. Esta estructura, tan volcada al inicio del contrato, está diseñada para disuadir al equipo de origen si su intención es igualar la oferta.

Pero es aquí donde volvemos al tema del miedo. En Denver la offseason está siendo un drama. Se han quedado sin sus dos QBs de la pasada campaña, Osweiler se ha ido a Houston y Manning se ha reitrado; la defensa ha perdido a Malik Jackson (Jaguars) y Danny Trevathan (Bears) y la línea, ya muy pobre de por sí, no deja de perder unidades, la última Ryan Harris (Steelers). Es por eso que, con el pánico en el cuerpo, se van a comer una cantidad de dinero en su RB titular, C.J. Anderson, que en modo alguno tenían pensado.

En Miami, por su parte, un decepcionante periodo de agencia libre sigue añadiendo muescas en la pared: sin Lamar Miller y sin C.J. Anderson vuelven al mercado de running backs.