EUROCOPA DE BELGRADO

El increíble gol de Ricardinho no bastó: Portugal, rival español

Serbia, que contó con el apoyo de 12.000 espectadores, venció 3-1 a Portugal, que será el rival de España en los cuartos de final de la Eurocopa.

Corría el minuto 14 y Portugal, rival de España el lunes en cuartos de final (21:00, Mega y Eurosport), marchaba por detrás en el marcador tras un gran tanto del habilidoso Kocic. Ricardinho recibió en la banda tras dos amagos y encaró a Prsic, que ni se imaginaba lo que le venía encima. Porque O'Magico se inventó un sombrero de fantasía, de street soccer, para superarle, acomodarse el balón con el pecho y fusilar a Ansenktijevic, que sólo puede intuir cómo entra el misil por la escuadra. Golazo. Tremendo. Una barbaridad. Los casi 12.000 espectadores que llenaron el Arena de Belgrado aplaudían... si no se estaban frotando los ojos.

En la historia quedará ese gol y quizá pocos recuerden con el tiempo que Portugal perdió ese partido ante Serbia. Los balcánicos demostraron que tienen calidad como para derrotar a una de las favoritas, con jugadores muy interesantes como el propio Kocic, Peric, Rajcevic (autor de otro golazo)... Y Portugal, que salvo Ricardinho (Cardinal volverá en cuartos), tienen poca artillería. España, que ante Ucrania hizo un encuentro notable, ha demostrado más que esta Portugal, donde sólo el mejor jugador del mundo (que no es poco) está dando el nivel.