Competición
  • Clasificación Eurocopa

Football para novatos

Denver omelette para la Super Bowl entre Broncos-Panthers

Mientras preparamos un nuevo tentempié para disfrutar a tope de la jornada, demos un repaso de lo que paso y de lo que se viene en la NFL.

Denver omelette para la Super Bowl entre Broncos-Panthers

La temporada llega a su fin la próxima semana con el partido cumbre de la temporada: la Super Bowl. Hemos pasado por muchos partidos buenos, otros tantos malos y muchísimos mediocres (sobre todo nosotros a los que nos gustan equipos “venidos a menos”). San Francisco ya espera a los dos finalistas con la idea de tener las dos end zones pintadas, una para cada equipo, y no como hasta ahora, que estaban pintadas las dos… ¡pero con los colores de los Broncos! Como aperitivo de la Super Bowl, esta semana se juega la Pro Bowl. ¿Alguien alguna vez ha visto la Pro Bowl? Mea culpa, una vez lo intenté, pero había más intensidad y mejor juego en el partido de solteros contra casados de mi barrio que bajé al parque a ver ese esperpento en lugar del chiringuito en Hawaii.

Así que en el espíritu de preparación para la Super Bowl, vamos a preparar una receta para el único equipo en la final al que no le hemos hecho receta: los Denver Broncos. Vamos a necesitar:

4 huevos, ¼ de pimiento verde y pimiento rojo y cebolla cortados en cuadraditos, 6 de beicon cortadas en cuadraditos, 2 lonchas de jamón, 2 lonchas de queso (cheddar de preferencia pero vale cualquiera, por ejemplo yo uso suizo).

1) Cocinar el beicon hasta crocante y hacerlo pedacitos. Pedacitos fue lo que quedó de los Cardinals después de que los chicos de Rivera los recibieran el domingo pasado en la final de conferencia. En la semana 12 ya le dedicamos a los Panthers Chicken and Waffles, que por casualidad también es el plato favorito de Cam Newton; pues bien Cam usó el pajarito de Arizona para hacerse unos chicken and waffles esa noche. ¡Qué equipo! La defensa de los Panthers siempre está bien parada y, sobre todo al comienzo de los partidos, parece un muro infranqueable liderado por Luke Kuechly. Pero lo más increíble de toda la temporada de los de Carolina es que han llegado tan lejos con tan pocas armas ofensivas, lo que realmente habla bastante del paso adelante que ha dado Cam Newton. Greg Olsen es el único receptor de élite del equipo, pero aun así han pasado por encima de equipos con mucha valía defensiva, aprovechando un gran nivel muy superior al que rendirían en cualquier otro equipo; algo que le da más valor al trabajo de Rivera así como al desempeño de Newton. En abril y junio este servidor ya predijo que los Panthers eran el tapado de la NFC, lo di como semifinalista de conferencia seguro.. ¡y me quedé corto! Son mis favoritos a llevarse todo y gran parte de la culpa la tiene Cam Newton.

2) En un sartén, freír, en mantequilla, el pimiento y la cebolla hasta que esta última esté transparente. A Carson Palmer y compañía hay que aplaudirles por una gran temporada, pero al final la falta de partidos importantes, a causa de sus múltiples lesiones, le pasaron factura a Palmer, quien en muchos momentos del partido parecía un niño perdido en un bosque de monstruos que iban a por él. Al final, la final de la NFC fue menos competida de lo que se esperaba, pero los Cardinals se pueden ir con la cabeza en alto por todo el trabajo hecho esta temporada. El próximo año, Palmer ya tendrá tablas de playoffs.

3) En un cuenco romper los huevos, mezclar con sal y pimienta el gusto, añadir el beicon. Una vez más los Patriots añadieron picante al playoff al gusto, pero esta vez se quedaron cortos de sal. Tom Brady puede que haya tenido uno de los peores partidos de su carrera, y desde luego en el que más veces fue derribado, en una impresionante demostración de fuerza defensiva por parte de los Broncos. Pero al final del día, si no haces los puntos, no puedes ganar el partido y los Pats se quedaron dos puntos cortos de ir a una Superbowl más. ¿Qué hubiera pasado si Belichick hubiese enviado a chutar a palos en lugar de jugarse en el cuarto down? Nunca lo sabremos, lo que sí sabemos es que ha sido la mejor temporada de la que me puedo acordar de los Patriots o por lo menos la que más mérito tiene. No porque jugaban bien, sino por la cantidad de lesiones que han soportado, y a pesar de ellas han estado sólo a dos puntos de clasificarse a la séptima Super Bowl de Tom Brady.

4) Añadir la mezcla del huevo al sartén, cocinando como una tortilla francesa. Al ponerla, echar el queso encima de la tortilla para que se vaya derritiendo, poner poco antes de sacar la tortilla el jamón. Los que si añadieron todo lo que tenían que añadir fueron los Denver Broncos, quienes liderados por una gran defensa llegan a la Tierra Prometida de Santa Clara. ¿Pensábais que iba a decir Payton Manning? Pues no. Otra actuación normalilla del QB nacido de Nueva Orleans (e hijo de una leyenda de verdad Archie Manning, jaja) no fue suficiente para que los Broncos lleguen a la Super Bowl. Un touchdown en el partido y el resto del trabajo fue de McManus, verdadero MVP de la campaña de los Broncos. Manning sigue viviendo de lo hecho en el pasado: menos que su hermano Eli, pero más que su papá. Que no parezca que le tengo ganas a Manning. Es un gran quarterback y al que le tengo mucha estima ya que contra él mis queridos Saints ganaron una Super Bowl, pero es que escuchar a Jim Nantz durante todos los playoffs hablar de Payton Manning como si fuese Superman me ha hecho cogerle un poco de asquillo. Sobre todo cuando el trabajo de la defensa de Denver y la de McManus son lo más importante que ha tenido Denver en este camino hacia Santa Clara. Hay un gran trabajo de Gary Kubiak detrás de todo esto, ese que fue echado de Houston por incompetente. Viajes de Kubiak a la final 1-0 Houston.

5) Para sacarla del sartén, dobla la tortilla por la mitad y sírvela en un plato. Hablando de sacar cosas, hay que liquidar la Pro Bowl. Es el despropósito más grande del año. Nadie quiere jugarlo, ya que al ser un partido con nada en juego, es improductivo jugar a tope, por el riesgo de una lesión que te terminé ya sea la carrera o ponga en riesgo la próxima temporada. Se juega al final de la temporada, así que la mayoría de jugadores se excusan de jugarla por todos los motivos que te puedas imaginar) y sobre todo, si ya estás eliminado de los playoffs lo último que quieres hacer es jugar otro partido. Vamos ¿hay alguna razón para jugarla? Yo no puedo pensar en otra más que mejorar la imagen de algún jugador en tiempos bajos. Eliminemos la Pro Bowl. Como sociedad, lo podemos lograr.